Caprichos morenistas en el Congreso de NL

Por: Obed Campos

Resulta que Carlos de la Fuente y Heriberto Treviño como dueños de sus bancadas, perdón, como líderes del PAN y PRI, o sea, líderes de la mayoría en el Congreso, se van a meter en tremendo problema si aprueban los caprichos de la “líder moral” de la bancada morenista Jessica Elodia Martínez Martínez.

Como es del dominio público, la dizque líder morenista resultó ser más una “diosa de la fortuna” (y así se considera) que una representante popular y está a punto de que le aprueben gastar mas 100 mil pesos para remodelar, sin necesidad alguna.

A Jessica Elodia se le antojó remodelar sus oficinas y las de su compinche, el diputado anís de todos los moles Waldo Fernández, con el pretexto de tener un acceso exclusivo a sus área y, en realidad, no tener que verle la cara a la diputada Anylú Bendición Hernández, y a su equipo de trabajo.

Hay que recordar que movida por Waldo, Jessica Elodia Martínez Martínez complotó para quitarle el liderazgo de la bancada de Morena a Anylú, pese a que ella y Waldo no llegaron por voto popular a sus escaños.

Hace casi 20 días cuando se formó la bancada del PT se había determinado que la planta baja estaría dispuesta para ellos y la segunda que es más grande para Morena y cuando todo iba a caminar así pues que dijo su mamá que siempre NO, y Jessica no hizo caso y se amachó con Waldo y arrinconaron a Anylú Bendición y su gente.

Ayer jueves por la mañana llegó gente de mantenimiento del Congreso y habló con “los arrimados”, que yo sé que se oye gacho, pero así están los chicos que más que estar bendecidos están maldecidos, y les dijeron que vayan moviendo sus cosas porque harán ajustes por instrucciones de Jessica y Waldo ya aprobados por Carlos de la Fuente.

A como están las cosas, gente que le sabe a la grilla intramuros del Congreso, dudan que el panista vaya a querer cargar con este pleito que no lo llevaría a ningún lugar, aunque debería de confesar su disfrute al ver como los representantes de Morena sacan su colmillo de voracidad por lucir oficinas remodeladas.

Así, mientras López Obrador se desgañita todos los días llamando a la austeridad, es una vergüenza lo que representan Jessica y Waldo que hablan en Tribuna como si fueran los defensores sociales en favor de la gente y sus negaciones a pagos de aumentos de predial, cuando por otro lado quieren gastar más de 100 mil pesos y espacios de oficinas que no se ocupan, solo porque odian el liderazgo natural de Anylú quien, sin duda, a pesar del cambio es mejor vista en Morena que los que presumen de serlo.

Óigame bien, esas son ínfulas de grandeza: ¿Qué les va a pasar a los dos supuestos morenistas si usan la misma puerta de su ahora adversaria? ¿Se les irá a caer el pelo? ¡Por favor!

Nos cuestan mucho los diputados a los nuevoleoneses como para que gasten sus tiempos y sus pocas energías en esas sandeces.

obedcampos@gmail.com

@obedc

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 594 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *