El legado del Piporro

Oscar Tamez Rodríguez

El 16 de diciembre se cumplieron 100 años del natalicio de Eulalio González “El Piporro”, herrerense de nacimiento, es sin duda el embajador por excelencia de la cultura norestense.

En su natal “Los Herreras” hubo festejos en grande, gracias al Piporro este hermoso municipio nuevoleonés figura en los mapas nacionales e internacionales.

Su grito de ¡ajúa!, se convirtió en icónico, junto al taconazo, la cuera y el ritmo de sus canciones son representantes de la cultura norestense.

Como homenaje a quien tanto diera a su pueblo, el gobierno de “Los Herreras” adquirió la casa en la cual naciera el locutor, actor y cantante; el sitio será conocido como el museo del Piporro con el cual buscan acercar el turismo y fortalecer la economía de la región.

Entre las celebraciones por el primer centenario de vida, en su natal municipio montaron un certamen de pintura denominado “Piporro al 100” donde se convocó a escolares, adultos y artistas profesionales a desarrollar sus obras.

Participaron artistas acreditados invitados por Félix Ledezma Bocanegra para un total de 14 obras pictóricas en donde se retrató al Piporro desde la personal visión de cada artista.

El alcalde Luis Tijerina López, comentó que hay el interés de convertir en itinerante la exposición que debió montarse en la casa de la Cultura municipal. “El Piporro es nuestro, pero también de todos los nuevoleoneses, la imagen que proyectaba en sus películas y sus canciones no son exclusivas de Los Herreras, representan a todos los municipios de Nuevo León y parte de Coahuila y Tamaulipas”, expresó el munícipe herrerense en entrevista para esta columna.

La obra pictórica, así como objetos del actor y cantante serán parte de los objetos que se puedan apreciar en los recorridos por el museo una vez que las obras sean concluidas.

“Esperamos que el museo sea un punto de impulso al turismo de la región, que la gente venga a Herreras, pero también a Ramones, Aldamas, China, Bravo y otros municipios, que sepa la gente de Monterrey que pueden pasear por nuestros municipios y recordar como era la vida de nuestros abuelos en los pueblos tradicionales”, nos comenta Tijerina López.

A los nuevoleoneses nos atrapó la megalópolis que representa la mancha urbana conurbada de Monterrey, somos cosmopolitas, vemos al futuro y nos codeamos con las culturas de mayor desarrollo tecnológico y científico, pero también somos herencia de los colores, olores y sabores típicos del noreste mexicano.

Es de Los Herreras y de Nuevo León para México y el mundo, señaló el director del Archivo General del Estado, Héctor Jaime Treviño Villarreal, “el Piporro es quizá el nuevoleonés más conocido en el mundo, gracias a él la cultura del vestir, hablar y hasta parte de la culinaria de nuestros pueblos, es conocida en el resto del país y el mundo. Quién no reconoce el taconazo, el ¡ajúa! y la vestimenta del Piporro que de inmediato se vinculan con nuestras costumbres y cultura”.

A 100 años de su nacimiento, El Piporro sigue atrayendo gente, sigue convocando a los representantes del arte y la cultura en su rededor, en su hogar, en su querido Herreras.

Fue el motivo para que muchos recuerden lo bello que es pasear por las calles de los pueblos norestenses, esas casas cargadas de historia, de tradición, de anécdotas y leyendas de los abuelos.

Es inevitable, al probar los turcos típicos o los dulces de leche de Los Herreras, regresar a las tardes junto a los abuelos, “sorbiendo” un trago de café de olla.

Mientras necesitemos retornar a nuestras raíces, tendremos en El Piporro al personaje por excelencia.

historiadores.org
estudiospoliticos.mx
@EstudiosMx
Facebook.com/EstudiosPoliticos.mx

(Visited 294 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *