El regreso a clases

Oscar Tamez Rodríguez

La posible llegada de una tercera ola de contagios en el Covid abre el debate sobre la reapertura de las escuelas y sectores económicos.

México no aguanta más cierres preventivos a la economía. En un mundo capitalista, basado en la producción de bienes y servicios, el circulante del dinero mantiene viva la economía.

El regreso a clases es vital para la activación económica; muchas familias tienen a uno de sus patriarcas dedicados al hogar porque no existe forma de dejar a los hijos en algún sitio

El problema va más allá de maestros y alumnos, se vincula a actividades económicas dependientes de las escuelas.

El sector económico de los útiles escolares se vio disminuido en libretas, lápices, colores, resistol y muchos otros se vieron pausados en su comercialización, excepto los electrónicos.

En Nuevo León existen alrededor de mil 200 unidades de transporte escolar. Esas familias tienen un año y medio de no generar recursos y no tienen forma de cambiar el giro de su actividad.

Hay pequeñas empresas dedicadas a la costura y el calzado quienes han dejado de vender uniformes, sweaters, uniformes deportivos y más; podremos o no coincidir con el uso de estas prendas, pero es una actividad de la cual dependen miles de familias.

No todo es economía, hay al menos, 3 generaciones de escolares en condición de irremediable.

Los menores quienes cursan tercer grado de preescolar y aquéllos en segundo o tercer grado de primaria padecen la mayor afectación.

El tercer grado de preescolar le proporciona al educando las herramientas de psicomotricidad, conocimientos, integración y educación socioemocional que normarán momentos de la vida del menor, incluida la vida adulta.

No significa que otros grados de preescolar no sean importantes, sino que al menos uno de éstos es indispensable en el alumno. La falta de actividades presenciales les daña. No se trata de que reponga los contenidos en otro momento porque son los adecuados a su edad.

Lo mismo sucede con la educación primaria. La vida académica de una persona, parte de aprender a descifrar y comprender lo leído para luego aplicarlo en nuevos momentos de la vida. Sin olvidar que el pensamiento matemático de la numeración y operaciones concretas se da en estos grados académicos.

Un caso práctico: Los alumnos que estaban en primer grado en el ciclo 2019-2020, detuvieron su aprendizaje en febrero, cuando comenzaban a dominar la escritura de frases cortas, el llamado dictado de enunciados. Suspendieron la lectura de textos, no se diga el conocimiento de los números del 0 al 100 y sumas y restas con estos números.

Quienes leen esta columna “Política e Historia” pensarán que exagero pues tienen un nivel educativo superior al promedio. Pero, en Nuevo León tenemos el 40% de hogares sin acceso a internet y al menos el 25% de familias en pobreza. Estos indicadores se asocian a la escolaridad en los adultos, ellos no pueden sustituir al docente de sus hijos.

El retorno a clases es impostergable, sí, pero en condiciones de seguridad para maestros y alumnos. Incluyendo la seguridad laboral y mediática para los docentes. No podemos olvidar que recurrentemente son el balón de los medios de comunicación quienes quieren lincharlos una vez sí y otra también.

Liberarlos de la responsabilidad de contagio entre sus alumnos pues como docentes están imposibilitados a evitar la cercanía entre un menor y otro, aunque esto sea sólo por un segundo.

No es una decisión menor, se requiere que los docentes tengan el apoyo de la autoridad y la sociedad en su conjunto, de lo contrario… ¡Que sigan las escuelas cerradas!

historiadores.org
estudiospoliticos.mx
@EstudiosMx 
Facebook.com/EstudiosPoliticos.mx

oscar tamez

.

.

.

.

.

.

(Visited 320 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *