Es justo aumentar el impuesto predial, pero no en pandemia

Eloy Garza González

Fue muy buena idea del gobernador Samuel García crear la Mesa Metropolitana de Alcaldes

Cuando los municipios están en una misma área territorial o se ponen de acuerdo (porque las broncas son las mismas), o cada quien jala para su lado. 

Un mérito extra del gobernador fue juntar a los alcaldes de diversa procedencia partidista. 

Algunos ediles con gran visión aceptaron esta mesa de inmediato como el alcalde de Apodaca, César Garza. Eso habla de los buenos oficios de César. 

Otros, por el contrario, fueron muy reticentes. Es natural: no se mandan solos. 

Ahora bien, una cosa es el éxito del gobernador Samuel García en juntar a los alcaldes en una misma mesa y otra muy diferente son los acuerdos a los que lleguen los propios alcaldes. 

Extraño precedente si la primera decisión entre ellos consiste en incrementar el impuesto predial entre 25%-50 por ciento. 

Si lo hubieran planteado en sus campañas otra cosa sería. Sin embargo prefirieron ocultar a los votantes sus intenciones.

El predial es el único impuesto que controlan los alcaldes. No es voluntad suya incrementar los valores catastrales. Pero sí es decisión suya proponerlos. 

Ya los diputados locales decidirán qué tanto estiran la soga a un pueblo literalmente a punto de la asfixia. Porque si el Congreso local aprueba estos aumentos impositivos arderá Troya. 

En otras palabras: está bien que se incremente el predial. Está bien, como dice el alcalde de Apodaca, que se incremente el valor catastral de los predios rústicos beneficiados con las nuevas vialidades. 

Lo que está mal es que otros alcaldes cortos de miras incrementen de forma pareja el impuesto predial. Y peor que lo hagan en una pandemia todavía activa, donde uno de cada cuatro negocios cerraron, por falta de clientes o por los moches estratosféricos que tuvieron que darles a los inspectores del “Bronco”. 

Terminamos 2020 con más de 70,000 desempleados sólo en Nuevo León. Todavía la recuperación de la economía local va para largo. 

Hay familias que se quedaron incluso sin el ingreso básico. Pero sobre el muerto las coronas. Encima de que estos alcaldes rejegos no plantean soluciones para mejorar la calidad de vida de sus vecinos, les aumentan el predial. 

Simplemente en Monterrey hasta hace un par de semanas les llegó a muchos hogares la notificación de embargo por falta de pago del predial. 

Lo firmaron autoridades que ya ni siquiera fungían en sus cargos. 

Además de mantener a duras penas a su familia, un padre o una madre sin ingreso estable, ahora debe restarle dinero a la despensa doméstica para pagar tributo a un edil que le habló muy bonito en campaña, y que ya en palacio municipal se dedica a exprimirlo impunemente. 

Esto no es recaudación municipal; esto es estrangulamiento intencionado.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 19000 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *