Gobernar no es baile de carquís, Samuel

Todos los gringos pensaban en su alteza
Que combatir era un baile de carquís
La Persecución de Villa. Ignacio Lopez Tarso

Por: Obed Campos

Rascándole tantito a la Internet, se puede dar uno cuenta que la palabra “carquís” se refiere a una suerte de “fiesta de jóvenes libertinos en tiempos de la revolución mexicana…”

La palabra la utiliza Ignacio López Tarso, cuando declama el corrido de la Persecución de Villa, el cual celebra la derrota del ejército de los Estados Unidos al cual Carranza permitió llevar a cabo una expedición en territorio nacional para buscar detener al guerrillero.

“Han sido dos años de incertidumbre, de estrés, de mucho miedo, de encierro y desesperanza, pero ya estamos cerca de dejar atrás esta cuarta ola; ahora toca echarnos para adelante, estar listos para regresar siendo mejores, cambiar nuestros hábitos y seguir siempre ascendiendo…” Escribe hoy lunes temprano en sus redes sociales el imberbe gobernador Samuel “Matel” García Sepúlveda.

Y con ese dicho vuelve a exagerar: ni lleva dos años en el cargo y nunca estuvo encerrado por la pandemia, si en lo más duro de la crisis sanitaria celebró su boda en Catedral ¿o ya se nos olvidó?

Pero el caso es cómo ha manejado el estado, como si todo se tratara de un baile de carquís, de una pachanga de niños caguengues…

Y el tratar de ocultar el fallecimiento de un menor de edad que estaba “a resguardo” de la autoridad en el centro Capullos, muchacho que por cierto, participó en los disturbios de noviembre en esa institución, habla del desmadrito que se carga la administración fosfo-fosfo.

En ese Centro Capullos del DIF de Nuevo León el 28 de noviembre pasado se registró una riña campal entre varios menores, y uno de ellos murió la semana pasada; pero su fallecimiento no fue revelado por las autoridades sino hasta este fin de semana que acaba de pasar.

¿Quién intentó tapar el sol con un dedo? Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Nuevo León, oficina que, al menos en lo honorario, encabeza Mariana Rodríguez, la consorte de Samuel y quien no ha dejado de meter mano en el sistema de tratamiento de menores de edad. Recuerde usted que hasta se llevó a un bebé a su casa por un fin de semana.

Eso sí, la desconocida Oficina de Comunicación Nuevo León, desde su también desconocida cuenta de Twitter, @OficinaCOMNL, hizo tres lacónicos comunicados ayer:

“Sobre información que circula en redes sociales, es necesario precisar que a las 01:54 horas del día 9 de febrero, en las instalaciones del Centro Fabriles de la ciudad de Monterrey, falleció un menor de 14 años tras presentar diversos malestares estomacales” Reza el primer Twitter.

El segundo apunta: “Pese a los esfuerzos del personal médico de guardia, un choque séptico de abdomen agudo provocó el lamentable deceso”.

Y remata con una triste frase: “La tutela permanente del menor estaba a cargo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), donde se agotó hasta el último recurso para atenderlo”.

@obedc
obedcampos@gmail.com

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 606 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *