Plácido Garza

Irreverente
Epigmenio se metió en la fila… de Nafin

Había cientos adelante de él y le dan en fast track dos créditos por $150 millones

Plácido Garza

Les platico: se llama Roberto y me reservo sus apellidos porque vive de su chamba en Nafin y tiene miedo de que lo vayan a correr si se filtra su nombre.
Es de Monterrey y fue uno de los 13 elegidos por Eugenio Nájera Solórzano para conservar su puesto, después de la fusión de ese organismo con Bancomext y que resultara como producto de esa “estrategia”, con que había dos subsecretarios, directores y puestos de otro nivel para cada una de las áreas, como RH, Promoción, Gestoría y Trámites, Finanzas, entre otras.

Nájera Solórzano a su vez fue designado por Alfonso Romo -su jefe en Casa de Bolsa Vector- para ocuparse de Nafin y Bancomext, tras la polémica fusión de ambas instituciones, que provocó el despido de 3,500 empleados, muchos de ellos especialistas en la promoción de inversiones extranjeras hacia México en el Banco de Comercio Exterior, y en la colocación de créditos hacia la industria y el comercio, en Nacional Financiera.

Roberto aceptó hablar porque me dijo que fue la mar de irregular todo el proceso para el otorgamiento de dos créditos al productor de TV guatemalteco, Epigmenio Ibarra, el primero por $20 millones -que ya fue saldado- y el segundo por $130 millones, que vence el 18 de julio de 2024.

Incluso el que era director de Bancomext y Nafinsa -Carlos Noriega Romero- también gente de Poncho Romo cuando era jefe de la Oficina de la Presidencia y que sustituyó el año pasado a Nájera Solórzano- no estuvo muy de acuerdo con la celeridad con que se manejaron dichos créditos, y no porque le asuste la velocidad burocrática, sino porque adelante de Epigmenio había -fácil- casi 200 pymes, medianos y grandes empresarios que habían metido toda su papelería desde enero de 2019 y estaban esperando que les soltaran la lana.

Pude ver una buena parte de la lista de tales solicitantes y ahí encontré empresas de todos los giros y tamaños de 14 estados de la república mexicana.

El 37% de ellas metieron su papelería a través de Bancomext, porque realizan actividades de comercio exterior principalmente como proveedores de consorcios afincados fuera de México, y de la industria maquiladora de Tamaulipas, Chihuahua, BCN y NL. Todas tienen sellos de recibida su documentación en Nafin, de enero a noviembre del 2019.

El resto son negocios que lo hicieron durante la pandemia y que a resultas de la contracción de la economía mundial, realizaron addemdums en sus solicitudes para ver si así se tocaban el corazón los empleados de Nafin para darle celeridad al trámite de sus solicitudes de créditos.

De las 198 empresas que los pidieron, 45 de ellas fueron rechazadas por solicitarlos a través de fideicomisos, que fue vilipendiado por AMLO como una de las modalidades que -según él- sirvieron para hacer trafiques en el período neoliberal de los gobiernos de EPN y FCH.

La renuncia de Noriega Romero fue anunciada no por él, sino por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, al participar en la 84 Convención Nacional Bancaria en este marzo, donde también presentó a Juan Pablo de Botton Falcón como nuevo director general de Nafin y de Bancomext.

La versión oficial dice que Noriega Romero se separó de la dirección de Nafin y Bancomext para buscar una candidatura por el lado de Morena rumbo a la siguiente legislatura federal.

De Botton Falcón era administrador general de Planeación en el Servicio de Administración Tributaria SAT y se le reconoce como muy cercano a los altos mandos de la 4T.

Entonces, a nadie debe asustarle que mediante los organismos financieros del estado en México, se apoye la actividad emprendedora, pero como me dijo mi fuente, “siempre y cuando se respeten las formas y los modos”.

¿PARA QUÉ LE PEGAN AL VIVO?

Es chocante que se nos metan en la fila, ya sea como peatones, en el súper, al conducir un vehículo, como solicitantes de un crédito y en todos lados.

De ventajosos, largos, gandallas, cabron3s y “juega vivo” -como les dicen en Panamá- no los bajamos.

Y el otro agravante que le veo al caso de Epigmenio es que no se le haya puesto mella alguna a la utilización que hizo del instrumento más criticado por López Obrador para estos casos: el fideicomiso.

Que sea bueno para hacer producciones de televisión y con esa lanota lo vaya a hacer mejor, bien por él. También es de reconocerse que ande sacando la casta pidiendo créditos en plena pandemia, cuando muchos están metidos debajo de la cama esperando a que el pinche bicho se vaya.

Yo les aplaudo a todos los “salmones”, que son los únicos de su especie que nadan contra la corriente.

Pero, hombre, para el gobierno federal, una respetuosa recomendación: no sigan haciendo cosas buenas que parecen malas.

CAJÓN DE SASTRE
“Y como decían los romanos: la esposa del César, además de casta, tiene qué parecerla”, remata la irreverente de mi Gaby.

(Visited 4223 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *