Samuel García, la Interserrana y yo recitando a Sor Juana

Eloy Garza González 

Aunque nadie lo crea, la principal obra que debe emprenderse en Nuevo León, ademas de la presa Libertad es la autopista Interserrana que conectaría la carretera Matehuala – Saltillo con Ciudad Victoria – Monterrey. 

Por si no lo saben, la Interserrana no es un proyecto reciente. Lleva desde 1997 registrada como proyecto y se trata de reordenar el tránsito de carga que proviene del centro del país a la frontera de Nuevo León y Tamaulipas. Hablo de algo así como $19,000 millones de pesos y una extensión superior a los 103 kilómetros. El trazo debería contar con 49 puentes y un túnel de 340 metros. 

Hasta ahora, quienes venimos conduciendo del centro del país a Monterrey o a la frontera, estamos obligado a rodear la sierra por Saltillo y con esta carretera, que aún duerme el sueño de los justos, el tramo sería mucho más corto. 

Incluso Samuel García me dijo que de hacerse realidad esta obra se reduciría a seis horas el tiempo de traslado de Galeana a la frontera. Y esta conexión haría más rápido el transporte del sur del Estado a la aduana de Colombia, no como ahora que se utiliza el cruce de Laredo, con el riesgo implícito en Tamaulipas de levantones y secuestros (más de 40 desaparecidos a la fecha). 

“Imagínate” dice Samuel “el día en que pasen por Galeana 8 mil camiones diarios: la plusvalía, la derrama económica, el empleo, las gasolineras, etcétera. Sería un florecimiento de la zona”. Pues si, tiene razón. De eso habló en su reciente visita a López Obrador y el presidente parece que le aprobó el proyecto. Ya veremos. 

Yo por ejemplo, antes viajaba mucho por tierra a la Ciudad de México en una camioneta Ford medio destartalada. El embudo para llegar y salir de Monterrey al centro del país en aquel entonces y ahora es la carretera a Saltillo. Todo un verdadero caos demencial. 

En innumerables ocasiones me tocó estar detenido una buena cantidad de horas por culpa de la neblina, la lluvia torrencial, un accidente de tránsito o las tres cosas a la vez. 

De no haber sido porque en todos los instantes de crisis hago acopio de fuerzas recitando sonetos de Sor Juana Inés de la Cruz no sé cómo hubiera hecho acopio de serenidad. 

¿Se imaginan padeciendo el mismo trance que yo los transportistas de carga? ¿Creen que también los traileros hacen acopio de paciencia recitando sonetos de Sor Juana? ¿Y así queremos que prospere la industria y el comercio si las carreteras y autopistas son un estacionamiento gigantesco como si el mundo se paralizara?

En vez de meterle lana a trenes turísticos como el Tren Maya mejor invirtamos en este tipo de obras de infraestructura urgentes. Juan Ruiz de Alarcón, nuestro más grande dramaturgo hacía poesía con las infraestructuras mexicanas. Hagamos nosotros poesía con la Interserrana. 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 28587 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *