Secretaría de la Conciencia

Irreverente

Plácido Garza

Les platico: a la luz de los últimos acontecimientos, este gobierno pareciera que no eligió el tiempo que le tocó vivir.

Me imagino al presidente salir todos los días de safari, buscando la próxima novedad distractiva y cuando la encuentra, se la come o hace que se la coman enterita sus seguidores.

La 4T de Andrés Manuel embiste, destaza y engulle. ¿No se han dado cuenta?

Propone axiomas dogmáticos cual si fueran banderas, solo que en vez de izarlas o al menos desplegarlas, las arrastra.

La verdura de la verborrea en todos los niveles del gabinete, es más corriente que las de los descuidados anaqueles de Soriana.

Los oigo y me dan ganas de decirles: “ahí los dejo, sigan trepados en sus ladrillos mareadores”.

Pero no entienden y en vez de eso, se entretienen mientras el País se les va cada vez más de las manos.

Son parte de una autoparodia, consumada, hecha y derecha.

TRES AÑOS BAJO EL AGUA Y NO SE HAN DADO CUENTA

Con sus discursos, defienden a un castillo de arena al que ya le pasaron por encima tres años de violentas olas y ni cuenta se han dado de que se están ahogando.

Cuando les toca pasarela en el Salón Tesorería del Palacio Nacional los veo paseándose como si fueran leones en la sabana, excluyendo -claro- a los de la galería, conformada por las focas aplaudidoras que acaparan los lugares que bien podrían ser ocupados por uno que otro crítico de a de veras.

Ellos -los leones y las focas- son extraídos del manual de arte contemporáneo de Pablo Helguera.

Cuando a los funcionarios les toca referirse al presidente, me los imagino cobrando un hueso por exhibir las pinturas rupestres de la cueva frente al Zócalo.

No es ningún secreto: aman la lealtad porque les es premiada más que su harapienta capacidad, por eso los pusieron donde están, para desgracia de México.

Debo decirlo, a pesar de tantas amenazas y descalificaciones proferidos desde el púlpito presidencial, mi tolerancia para leer, escuchar y ver sus sandeces es ya totalmente nula.

Veo a un Jesús Ramírez Cuevas cada vez más perdido en el laberinto de una agenda mañanera extraviada por el desprestigio de tan noble labor.. como era la vocería de la presidencia.

Hay en él capacidad pero sus intervenciones revelan la cansina incapacidad de quien está a punto de aventar los trastos.

“ESTORBANTES”

No lo siguen los que debieran, porque en vez de ayudantes, pareciera tener “estorbantes”.

Presumen tener tecnología de análisis de última generación y son unos soberanos y republicanos p3ndejos para manejar la imagen del presidente.

Terminan vendiendo la imagen presidencial como si fuera una prenda de piel en barata. Carajo ¿no hay quién se los haga ver?

Quieren hacer de su oficio un arte, pero no saben que en estos tiempos, el arte que se pone en venta, cada vez tiene menos compradores, y menos en un mundo donde todo es producto de consumo y entretenimiento.

Por consiguiente, si la imagen del presidente no entretiene, pues no se vende.

Se me olvidaba que la confusión es un estado mortal para un político. Es más, hay algunos de ellos que se mueren y son enterrados confundidos.

Creo que esta es una de las peores formas de morir.

Aunque para decir verdad, sin muerte no hay arte.

De esto -vender al presidente- no solo se ocupan los políticos.

HAY DE “SIERVOS” A “CIERVOS”

También es tarea de los llamados “siervos de la nación”, aunque si por un descuido cambian la “s” por una “c”, cuando toquen a la puerta de una de las millones de casas pobres de México, corren el riesgo de que se los merienden sus moradores, del hambre que traen tras tantos meses sin comida en sus estómagos.

Debo decirlo: el interés que he tenido en AMLO está decayendo preocupantemente, y para mi oficio, sería terrorífico no tener nada de qué ocuparme de él ni de sus constantes desatinos.

Quizá lo peor que podría sucederme es que Andrés Manuel nos diera de pronto la sorpresa de un buen resultado, en medio de tantos infortunios.

Rara vez, muy rara, soy amable con el “arte” de los políticos… que en realidad son avaros curadores de la ideología de sus partidos.

Actúan éstos como si fueran el mismito Dios, el cual, en tiempos de pandemia, eleva su rango al nivel de las deidades griegas.

Son de escasa memoria y ceguera voluntaria.

Con su solicitud Printaform en ristre, buscan ascender a un puesto de importancia en la “Secretaría de la Conciencia”.

En sus curriculums escriben que son capaces de anticipar las brisas del apocalipsis. Con esa virtud, imposible no contratarles.

Pero apenas toman protesta como nuevos burócratas, afloran en ellos sus dotes de instalador de alfombras, con perdón de quienes se dedican a este oficio.

CRUJEN LOS ANDAMIOS…

Estoy en busca de un carácter más inteligente en el presidente, pues hacer rifas, encuestas y consultas populares, no tiene chiste, y si a eso se va a dedicar el resto del sexenio, pfff, qué mandatario tan caro nos recetaron los que por él votaron en el 2018.

Ellos -los 30 millones- este destino nos hicieron padecer. Méndigos.

El miedo en México -a todos, no solo a los periodistas- apenas nos abandona por minutos.

Suena a maldición, pero de espanto nos pinta el resto del sexenio.

Crujen los andamios de la economía, la salud, la seguridad, la educación y el estado de derecho.

Buscamos, necesitamos a alguien que DETONE nuestra esperanza, porque nos espera la cara más amarga del gobierno, la de sus últimos tres años.

CAJÓN DE SASTRE

“Anarquistas del mundo, uníos, que México os necesita”, proclama la irreverente de mi Gaby.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 326 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *