Urgente: quiten el castigo injusto al Colegio Americano

Eloy Garza González 

La Secretaría de Salud federal y estatal han cometido muchos errores en esta pandemia. Algunos de buena intención y otros malintencionados. Es comprensible: nos enfrentamos a un virus que muta y es impredecible en su expansión. 

Pero estos errores gubernamentales han mandado a uno de cada cuatro negocios de Nuevo León a la quiebra. Por culpa del gobierno, no solo de la pandemia, aumentaron durante el año pasado más de 100 mil desempleados. Lentamente, a paso de tortuga, han logrado regresar a la vida laboral. Algunos, no todos. 

Sin embargo, a nivel nacional, según el CONEVAL, el número de mexicanos en situación de pobreza, pasó de 51.9 millones a 55.7 millones. De manera que ahora la pobreza rebasa 44 % de la población. Cifras alarmantes por el COVID-19, pero también por las malas políticas públicas. O por pésimas acciones de gobiernos estatales. 

Por ejemplo, esto que acaba de decidir la Secretaría de Salud de Nuevo León es inaudito, imperdonable; es un abuso de autoridad. Se les pasó la mano y muchos sabemos en el fondo por qué. Son muy claras sus verdaderas intenciones.

Me refiero a que Manuel de la O acaba de clausurar suspender uno de los colegios con más prestigio en todo Nuevo y yo diría que en todo México. 

Lo suspendió porque según esto, una alumna platicaba con un profesor. Fueron sorprendidos en un operativo sorpresa. No es que descubrieran los inspectores clases presenciales en el Colegio Americano, como sí las hay en otros centros educativos como la UDEM. 

Lo clausuró no porque no se cuidaran las medidas de sanitización dentro del Colegio Americano. Los protocolos de esta escuela se cuidan a niveles exagerados, hasta el mínimo detalle. Me consta personalmente que así es. 

Lo único que pasó en el Colegio Americano es que la institución hizo un “meet your teacher day”.Se trata de un ejercicio para que un alumno a la vez (no más de uno, reitero) conozca presencialmente a quien será su mentor, respetando la sana distancia, con cubre bocas, con careta y con gel antibacterial. Ya después se recurre a la educación a distancia. 

Pero eso no le importó a la Secretaría de Salud del Estado ¿De lo que se trata es de dejar sin empleo a cientos de profesores, técnicos, auxiliares, secretarias? 

Cientos de familias quedarían sin un peso  y cientos de alumnos afectados por las medidas tan extremas y de nulo benéfico, se quedarían con retraso en su educación. 

Ya informaron que el Colegio Americano podría reabrir a partir de hoy, pero solo para las clases de preparatoria. Y no, no basta con ello. En realidad, legalmente, no debió recibir ningún tipo de sanción. Fue a todas luces un exceso.  

Por supuesto que en este momento no podemos regresar a clases presenciales en Nuevo León. Sería lo peor que pudiéramos hacer. Están aumentando los casos de COVID-19 en menores de 10 años. 

El Hospital San José, por ejemplo, una de las unidades COVID, ya está saturado. No tienen tanques de oxígeno para tanto enfermo, y de por sí las camas no son muchas; no se dan abasto. 

Pero en el Colegio Americano, concretamente, no estaban en clases presenciales. 

Hace unos días Manuel de la O dijo que estaba cansado, que solo esperaba el último día de su gestión para irse a su casa.

Sí, sin duda usted está cansado doctor y nosotros también estamos cansado de esta pandemia. 

Aprendamos a ser ciudadanos críticos  contra la autoridad cuando esta comete errores o abusos.  

Vienen nuevos funcionarios a la Secretaría de Salud estatal con la nueva administración de Samuel García. Dicen que la titular será una doctora con una gran trayectoria. Estoy seguro que estos médicos y científicos más calificados harán muy bien su chamba en la Secretaría de Salud, que tanto nos urge a la gente de Nuevo León.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 37419 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *