Candidatos tiene la profundidad de un charco

Irreverente

Sub título: donde hay hambre no hay votos.

Plácido Garza

Les platico: la cuenta regresiva se achica. Al menos para las elecciones del próximo 5 de junio en Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo y Durango, donde además serán renovados sus 39 municipios en este último.

Las urnas esperan a los 6 millones de electores registrados en tales entidades.

Luego el año entrante les toca a Tamaulipas y al Estado de México.

Y en el 2024, la crucial presidencial.

Los tiempos se reducen; las promesas y las descalificaciones de los unos a los otros se reciclan y las propuestas con sustancia no aparecen por ningún lado.

LA POBREZA

Por más que digan unos y cuenten otros, los candidatos están desconectados de las prioridades y lacerantes realidades de quienes viven en extrema pobreza.

Al 2020, según la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), 4 de cada 10 personas en México vivían en la pobreza. Esto da un total de 32 millones 500 mil habitantes, el 37.4% de la población total.

La misma fuente dicta que 1 de cada 10 están en pobreza extrema, lo cual significa que no tienen ni para comer: 1;300,000 personas.

Del 2018 al 2020, los pobres aumentaron en un 1.9% y los extremos un 1.5%

Mi BigData se trabó cuando buscó la actualización de tales cifras al 2022. Hay un mar de datos confusos, contradictorios e incompletos en las fuentes nacionales.

Pero mi contacto dentro de la CEPAL me dice que del 2020 al 2022 deben haberse mantenido los mismos niveles de aumento de pobres en las dos categorías, que los registrados entre 2018 y 2020.

¿VOTAR? N´OMBRE, COMER ES LA PRIORIDAD

Los segmentos más desprotegidos de la población están al margen de las campañas y de la vida política mexicana. Su prioridad es sobrevivir día a día.

En los hogares de esos millones de personas no hay tiempo para ocuparse de otra cosa que no sea conseguir comida.

Los mensajes, las promesas, las arengas, las visitas oportunistas de los políticos, les pasan de lado, porque ven las cosas con ojos de hambre.

En la sierra de Guerrero, donde están los pobladores más pobres de este País, muchas familias siguen viviendo del cultivo de la amapola.

Esto, a pesar de toda la alharaca que pregonan las fuentes oficiales de la 4T de que los programas asistenciales están evitando dicha práctica.

TESTIMONIO

En sus propias palabras de un muy cortado y limitado español, la mujer que ilustra la portada de este artículo, me dijo que ella, su marido y dos hijos se vinieron de allá para Monterrey en una travesía que les llevó un mes viajando de aventón y a como Dios les dio a entender.

Su pareja -ambos tienen 25 años pero ella aparenta muchos más- ya no hallaba la salida porque por un lado los soldados entraban a las milpas a quemar los sembradíos de amapola y por el otro los dueños de las tierras las volvían a sembrar.

Saben que es un delito y saben también que en cualquier momento llega la tropa y les quema “la flor”.

“DE PERDIDO, EN EL BOTE NOS DAN DE COMER”

Saben que pueden ir a la cárcel pero se la juegan “porque de perdido en el bote nos dan de comer”.

Al suegro de esta mujer lo apresaron hace cuatro meses y allá sigue, en la cárcel. Por eso se vinieron.

Su pareja anda trabajando de peón, de albañil, de cargador, de lo que salga, pero los “contratistas” cabrones de la Alameda le pagan una miseria.

DONDE HAY HAMBRE, NO HAY VOTOS

Y menos va a haber si sabemos que de los millones de mexicanos que viven en la pobreza, el 80% no tiene credencial de elector, porque nunca la tramitaron o porque la perdieron.

Además, votar no entra en sus prioridades.  

Para meterle más mocos al atole, un estudio de la Universidad Iberoamericana revela que más de 60 millones de mexicanos viven en situaciones de pobreza y vulnerabilidad por otros factores distintos a lo económico.

A ver ¿por qué en un acto de contrición, a ninguno de los que suenan para todos los puestos públicos que estarán en juego, se le ha ocurrido olvidarse de pancartas, panorámicos, camisetas, gorras y toda la parafernalia publicitaria, para dedicar ese dinero a hacer algo como lo que hizo y hacen los descendientes de José A. Llaguno?

A través de una fundación sin fines de lucro tienen muchísimos años trabajando en beneficio de los tarahumaras de la sierra de Chihuahua.

PENSAR EN GENERACIONES, NO EN ELECCIONES

Pepe Llaguno reunió dinero de todos lados -y sus descendientes lo siguen haciendo- para construir escuelas, sistemas para el abastecimiento de agua, fomentar autoempleo, dotar de electricidad a las barrancas y promover el desarrollo y crecimiento de muchísimos rarámuris a través de la educación, única vía para rebasar las elecciones y pensar en generaciones.

Lejos de los programas asistenciales de la 4T -que son más bien electoreros- Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto López, Ricardo Monreal, Luis Donaldo Colosio Riojas, y los que se acumulen esta semana, podrían seguir el ejemplo de los Llaguno.

Dudo mucho que lo vayan a hacer.

Por eso, tuve que darle malas noticias a la mujer que ilustra la portada de este artículo.

Tendría que ocurrir un cataclismo para que la inercia política de México dé un vuelco y llegue alguien que trate a los pobres no como solovinos ni mascotas, sino como seres humanos que vivan con dignidad, más allá de andar aventando pelotitas al aire y de pedir limosna en los cruceros.

CAJÓN DE SASTRE

“Además de que tienen esa escuálida profundidad, como que los candidatos son ranas del mismo charco”, dice la irreverente de mi Gaby.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 367 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *