PacoVillarreal81 Videos

Mis desventuras en el Metro

LAS ESCALERAS: La vida allá afuera no es fácil, menos para los viejos achacosos como yo. Lo comprobé una vez más hace unos días cuando bajaba las abominables escaleras de la estación Zaragoza del Metro. Justo un tren acababa de dejar pasaje, que subía como horda asiática contra el Imperio Romano.

La cumbre en una lomita

La pasada “cumbre” norteamericana (Norteamérica es una región, no un país) ha despertado toda clase de comentarios en los tres países. No sé qué dijeron en Canadá y en Estados Unidos; no sé inglés ni francés, sólo español.

Nocaut al Canelo

Durante mis algunos añitos trabajando para la televisión, tuve la oportunidad de ver de cerca a muchas celebridades. No digo conocer porque sería muy pretencioso. Es difícil conocerse hasta a sí mismo a pesar de estar juntos toda la vida.

La cucaracha revolucionaria y la fe

En abril de 1914, el general lampacense Antonio I. Villarreal González asumió el gobierno de Nuevo León. Empezó su gobierno impulsando leyes laborales y prohibiendo el culto religioso en los templos. Anticlerical, pero no el “comecuras” que han querido pintar algunos historiadores fifís.

El evangelio según don Andrés

Hace poco vi en redes y portales de noticias una foto interesante. En ella aparecían juntos, al parecer luego de haber desayunado, el diabólico cardenal emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, y esa especie de ente de pesadilla que se ostenta como líder del movimiento FRENAA,

Juanga y la emergencia climática

Hace años, el periodista Fernando del Rincón entrevistó a Juan Gabriel a propósito de uno de los tantos escándalos en los que se le involucró. Para variar el escándalo en cuestión era sobre la vida sexual del divo. En algún momento, Del Rincón le preguntó “¿Juan Gabriel es gay?”

Paraíso perdido

La zona metropolitana no era ajena a la naturaleza. Cuando iba camino a la prepa siempre había una rama generosa saliendo del jardín de alguna casa ofreciendo granadas, duraznos, higos, mandarinas o naranjas.

Hari Seldon a la mexicana

Si me han leído en otras ocasiones, sabrán que desconfío de las encuestas de opinión. Más aún de las que evalúan a personajes políticos directa o indirectamente. En el supuesto de que las encuestas sean rigurosas (y las hay), sus resultados son como la foto de un instante.