Crisis: ¿no se saben otra?

Por: Obed Campos

Desde que yo era niño (y créame que ya llovió) la palabra crisis ha sido la muletilla y la cusa de todos los males (el lobo de Caperucita Roja) en la radio y la TV, igual que en los periódicos… No se diga que la mejor excusa de los políticos, que no servidores públicos.

Créame, la primera vez que escuché la palabreja tenía yo unos 10 años, y fue inmediatamente después de que López Portillo dio a conocer sus gustos caninos, por aquello de que “defendería el peso como perro” y el dólar se nos fue de 12.50 a casi 25 pesos en menos de 24 horas.

Antes de escribir este texto que usted me hace el favor de atender, puse “crisis”, así, con comillas en el buscador de Google y entre otros resultados me lanzó estos cabezales:

“‘Crisis’ del aguacate: Camiones con ‘oro verde’ serán escoltados en Michoacán”; “La pandemia se volvió una crisis múltiple: Coface” y “Crisis con Ucrania: exhibición del poderío militar ruso”.

Los que atendemos las novedades del mundo porque de eso vivimos honestamente, aunque en el culto mañanero en Palacio Nacional nos culpen de todos los males, reconocemos no una sino varias crisis en la vida estatal y nacional.

Comenzando por la crisis autoinfligida del “junior” presidencial, quien, sin un oficio ni beneficio muy claros goza de mansiones y carros europeos en una vida suntuosa en Houston.

Esta crisis derivó en otra: la de los encarnecidos ataques desde la “ya chole mañanera”, un día sí y el otro también, no a todos los periodistas y comunicadores en el país, sino solamente a los que no le aplauden al macuspano.

López enfrenta una crisis de imagen y credibilidad por el estilo de vida de su hijo quien vive como magnate pero también por sus constantes ataques a los medios… Siendo que él, al protestar defender y hacer valer las leyes que emanan de la Constitución, al aceptar el cargo de Presidente de todos los mexicanos, dio su palabra de defender el derecho a la información y por ende la libertad de expresión… Pero como no todos son loas, ya se le olvidó.

Y claro que en su haber, hay muchas mas leyes violadas…

Las crisis acá en Nuevo León no son menos importantes, aunque del terrible azote por el Covid parece que nos está dando esquina.

No sé cuál sea más importante, si la de la sequía, cuyo azote ha sido implacable como nunca en el estado o la inseguridad, de la cual, parece que nuestras autoridades no han sabido dar pie con bola.

Claro que nunca faltan los ocurrentes como los diputados Daniel González, panista él, y Jessica Elodia Martínez, morenista y tristemente célebre ella, quienes hablan porque tienen boca y abiertamente dijeron que hay que pensarlo antes de buscar traer agua del Río Pánuco…

Por cierto, este proyecto fue atacado en su momento con todas las baterías posibles por Samuel “Mattel” García, como diputado, y ahora que no encuentra la puerta, pues ya ve usted que no le queda de otra y tendrá que darse baños de agua huasteca… Y hasta lo celebra.

No menos grave es la crisis mal atendida de la seguridad, que, más que encargo las últimas administraciones, pero más la actual, han visto como negocio.

Total, ellos no lloran los muertos ajenos y el reino de Nuevo León es de ellos. Por seis años y a lo mejor más.

Por si se quedó con la espinita, le dejo la mejor definición de la palabra crisis que me encontré: “Crisis es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución; especialmente, la crisis de una estructura”.

@obedc
obedcampos@gmail.com

.

Video de samuel en el que se manifiesta contra traer el agua del panuco:

https://www.facebook.com/1768770791/videos/7055227721216651/

.

.

.

(Visited 544 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *