Ey, Tatiana. No es lo mismo el experto en industria salinera Antonio Avilés, que tu amigo Goyo Cavazos, que hacía chambas de albañilería.

Plácido Garza

Les platico: cuando se supo que a la hija de Maquío la hicieron secretaria de Economía para que se apaciguara en la alharaca que armó porque no se le hizo la candidatura de Morena a la gubernatura de NL, publiqué que la economía nacional pagaría los platos rotos de esa decisión presidencial

“¿Y qué culpa tienen millones de mexicanos que pagaremos por eso?”, también escribí.

Luego, uno de los más connotados economistas a nivel nacional y reconocido incluso fuera de México, me dijo que no le iban a dar poder para cambiar a piezas clave de la industria gubernamental.

Incluso me aseguró que Tatiana Clouthier difícilmente se iba a soltar acomodando a sus achichincles en puestos clave de la secretaría, donde AMLO la anunció como nueva titular, el 7 de diciembre pasado.

Pues se equivocó mi amigo, porque además de que la cartera de Economía está en manos de una iletrada en la materia, ya empezó a hacer de las suyas, pidiendo la renuncia de expertos, para colocar a sus incondicionales.

En un viaje que hicimos en octubre pasado por la Península de Baja California, anduvimos por Guerrero Negro y conocimos las instalaciones de Exportadora de Sal, SA de CV, ESSA, una de las principales productoras y proveedoras de sal para la industria del cloro y el álcali de las costas mexicanas del Pacífico.

Meses antes anduvimos en Las Coloradas, municipio de Río Lagartos, en la otra Península, la de Yucatán, y en aquella ocasión platiqué con directivos de la empresa salinera que le da nombre a ese lugar, por la laguna de aguas rosadas donde recolectan una de las sales más apreciadas del mundo.

La gente de ESSA -sociedad entre el gobierno mexicano y Mitsubishi- no nos dejó tomar fotos debido a lo delicado y sensible de sus procesos. No lo entendí del todo, pero acatamos las reglas.

En cambio, sí nos dieron mucha información respecto a su operación, que me dijeron estaba a cargo -como director general- de uno de los gurús mundiales en la industria de la sal: Antonio Avilés.

Estaba, porque el nuevo director es un tipo que se llama Gregorio Cavazos y en cuyo curriculum se ostenta como “constructor”.

Mañosamente, los ujieres de Tatiana -ya colados en la secretaría de Economía- intentan hacerlo pasar como que tiene experiencia en la industria salinera.

Entonces, busqué a mis contactos en ESSA y me dijeron que nunca en su vida han escuchado semejante nombre.

Metí en acción a mi BigData y ¿qué creen? El mentado Goyo -amigo muy cercano a Tatiana- tenía una empresa constructora de nombre “La Pirámide”, que dio de baja el lunes 21 de diciembre a las 9:45am en las oficinas del SAT de las calles Padre Mier y Pino Suárez, de Monterrey.

Reportó ingresos anuales del ejercicio fiscal 2019 por $12 millones 745,899 pesos.  

Presentó su última declaración en junio del 2020, y como debe todavía la anual, su baja del SAT está condicionada a que cumpla con dicho requisito.

Uno de los giros del objeto social de su anterior negocio era la albañilería y de ahí, dio el brinco de su vida para dirigir a una empresa que reportó ventas en el 2019 por $2,567 millones de pesos.

De 6 empleados directos que chambeaban en su “Pirámide”, ahora es el director general de una empresa que cuenta con 980 trabajadores como personal directo; 479 en labores de campo e instalaciones de la empresa; 461 en la modalidad de teletrabajo y 40 en periodo de vacaciones programadas por la pandemia, al momento actual.

Toda esta información la corroboró mi BigData con funcionarios de ESSA y fue confirmada con mis contactos en la salinera de Las Coloradas, en Yucatán. Son competencia, pero llevaban una buena relación… hasta que llegó el mentado Goyo.

El amigo de Tatiana no entiende, no sabe o le valió madres, que una de las características fundamentales de la industria de la sal, es lo que se conoce como “intercambio o transferencia controlada de tecnologías” para optimizar entre todos los jugadores mundiales, la producción de un producto que sirve para muchísimas más aplicaciones -industriales- que la mesa.

El tal Goyo cortó comunicación con sus competidores de Las Coloradas y ahí se detuvo la innercia de colaboración que llevaba su antecesor.

Fernando Vázquez Rigada, acreditadísimo analista de la vida nacional, me permite cerrar con este apunte suyo:

El gran programa de reactivación económica anunciado por la “brillante“ @tatclouthier implica apoyar a negocios familiares con el 0.001% del presupuesto federal.

Tatiana no sabe, no quiere o no puede.

Mejor que se vaya ya por razones de salud.

CAJÓN DE SASTRE

“El amiguismo junto con la ignorancia de Tatiana en temas de economía, pintan muy malos augurios para el escenario de México en este año… y a lo mejor en los que vienen”, dice la irreverente de mi Gaby, cada vez más afamada por sus dotes de pitonisa.


FOTO PIE: Salinera ESSA, coinversión del gobierno mexicano con Mitsubishi. Cortesía ESSA para Plácido Garza.

(Visited 9662 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *