Plácido Garza

Irreverente

Oligopolios favoritos de la 4T
provocan hasta suicidios
.

Sueñas. Decides. Logras. Bueno, también… Mueres.

Plácido Garza


Les platico que al tomar como base la información difundida por Radio Fórmula, desde su cuartel general en CDMX, activé mi BigData y logré contactar a un familiar indirecto -porque el fallecido no tenía cónyuge, hijos, padres ni hermanos.

Sí, con quien hablé es primo de Gerardo “N”, de quien tengo sus apellidos y generales, pero por respeto a su memoria y a la petición que su también amigo me hizo, no los revelo.

Lo que sí me dijo fue que tomando como base el slogan de Banco Azteca, ese de Sueñas. Decides. Logras, habría que agregarle la palabra “Mueres”, porque resulta que Gerardo “N” se suicidó al enterarse de que personal de ese banco vacío su cuenta.

En un mensaje póstumo, el hombre de 63 años acusó directamente a la empleada Nayelli “N”, de quien también tengo sus apellidos y los someto al mismo tratamiento para no interferir en las investigaciones que ya se realizan sobre este caso.

La sucursal de Banco Azteca está ubicada en la esquina de las calles Asunción y Granada, de la Colonia Citara Ciudad Integral Huehuetoca, del área metropolitana de CDMX.

La suma exacta del dinero que fue retirado de su cuenta es un millón diez mil pesos, que según el primo, fue el producto de lo que Gerardo “N” ahorró durante los últimos años y de los cuales vivía.

En una cartulina amarilla acusó a los empleados de la citada sucursal bancaria, de dejar su cuenta en ceros.

Al final, un inusual mensaje dejó perplejos a los paramédicos que acudieron a su domicilio, de uno de cuyos techos Gerardo N” se colgó: “Entiérrenme en la fosa común porque no tengo hijos, familia, amistades ni dinero para un funeral”.

Intenté obtener la versión de funcionarios o de perdido empleados de Banco Azteca, pero al preguntarme sobre el motivo de mi llamada y obtener las telefonistas mi respuesta, colgaron. Esto sucedió tres veces.

OLIGOPOLIOS HIJOS DE SU… 4T

No es la primera vez que se presenta un caso como el que hoy les narro.

Otros bancos que operan en México han sido señalados por sus clientes, como autores de fraudes, desfalcos y extracciones de cuentas, sin que la autoridad ni la CNBV haga su chamba.

Ricardo Salinas Pliego, presidente de Banco Azteca, es uno de los favoritos de la 4T, como lo es también Carlos Slim, Larrea el minero y otros santones de la IP, que como decía mi abuela la Madre Superiora: “Comen santos y cagan diablos”.

Una de las prácticas más comunes de los bancos es darles libertad a los gerentes de sus sucursales de actuar de motu proprio por encima de las prácticas inherentes al sistema bancario, para que apliquen sus propios criterios en el tratamiento de las cuentas de los clientes de cada establecimiento.

Platiqué con directivos de la CNBV que aceptaron dar su opinión con la condición de que no revele sus nombres, y me dijeron que en las sucursales, del tamaño del sapo es la pedrada.

Esto es: a menos pedigrí de sus cuentahabientes, más propensión hay a que les salgan a los clientes con cuentas mochas, como la mochada que le dieron a Gerardo “N” con su cuenta de un millón cien mil pesos.

Datos que obtuve a través de mi BigData revelan que el número de denuncias en contra de cuentas vaciadas por personal de las sucursales bancarias, aumentó un 35% en el 2020, en relación al 2019.

El monto de lo defraudado a clientes ascendió el año pasado a casi $470 millones de pesos.

En un descuido de mis fuentes, pude leer el “ranking” negativo de los bancos más denunciados, pero cuando mi informante se dio cuenta de vi esos documentos, casi me amenazó con denunciarme si publicaba esa información.

Lo menos que le dije fue que estoy curado de espanto y más desde que el órgano electoral de Nuevo León me requirió por un supuesto delito que cometí al entrevistar a Clara Luz Flores, puntera en la carrera por la gubernatura de dicha entidad.

De todos modos -y más por protección de mi informante que por la mía- no revelaré -por ahora- los nombres de los bancos más denunciados por sus clientes, con los respectivos montos del esquilmo.

Un cuentahabiente que sufre el calvario de haber denunciado a su banco porque le sablearon $750,000, me dijo que esto equivale a una traición, pues los clientes confían en los directivos y empleados de las sucursales bancarias donde operan sus cuentas.

Pues ni así las leyes mexicanas jalan a cuentas a los responsables. Vean este dato: solo el 2% de las denuncias presentadas en 2020 contra bancos que sustrajeron dinero de las cuentas de sus clientes, han prosperado en favor de los quejosos.

UFFF, SE ME SALIÓ EL NOMBRE DE UNO…

“México es tierra de nadie en este terreno”, me dijo una viuda a la cual le birlaron dos millones y medio de un banco cuya casa matriz está en Santander, España.

Chin, ya se me fue el nombre de uno de los principales,  por simple inferencia e injerencia

Si no me leen por aquí la próxima semana, ya saben a dónde me pueden llevar cigarrillos, que al cabo ni fumo.  

CAJÓN DE SASTRE

“Descanse en paz don Gerardo ´N´; espero que la justicia no les dé paz a los responsables de semejante atropello y que en sus conciencias recaiga”, dice la irreverente de mi Kalifa.

(Visited 3992 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *