¡Qué impotencia!

Irreverente

Plácido Garza

Les platico: La falta de información no se compara con el daño que provoca el exceso de la misma.

A éstas horas del viernes 22 de abril no ha habido una sola autoridad del gobierno de Nuevo León que sea congruente respecto a lo que realmente ocurrió con Debanhi Escobar, la chica de 18 años que desapareció desde el 9 de abril.

Entre todas las versiones destaco una: el padre de Debanhi, Mario Escobar da por un hecho que el cuerpo encontrado anoche es el de su hija.

Destaco también el reclamo que hizo a las autoridades -a todas, no se escapa ninguna- por la manera tan deficiente con que han manejado este caso.

Alrededor de la desaparición de Debanhi se encuentran los casos de por lo menos tres jovencitas más que han sucumbido no solo a manos de delincuentes, sino a manos también del mal de la época en México: la incapacidad de las autoridades -reitero, de todos los órdenes- para darle seguridad y certeza a la comunidad sobre el desempeño de su trabajo.

Familias enteras haciéndola de investigadores porque los inútiles ministeriales, fiscales, investigadores y sus jefes -todos- de pacotilla NO DAN UNA en este vapuleado País.

Y para amolarla de acabar, medios de comunicación formales, informales, impresos, electrónicos, cercanos y lejanos a la tragedia, peleándose por ser los primeros en dar la noticia.

Peleándose por el méndigo rating, por ser reconocidos por la masa informe y hambrienta de datos que es su audiencia -real o ficticia- que da lugar a este circo romano en que se ha convertido el oficio periodístico.

Atropellándose en sus reportes diciendo que fueron ellos los primeros, que fueron los que se llevaron la exclusiva.

Aquí, la única exclusiva sería dar a conocer la noticia de que renunciaron o fueron removidos de sus cargos, por inútiles, Aldo Fasci, de la secretaría de seguridad pública de NL; el fiscal general de justicia en NL, Gustavo Adolfo Guerrero; el presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, Arturo Salinas Garza y con ellos, quienes han provocado tanto daño y agravio, no solo a las familias de las jóvenes desaparecidas, sino a la sociedad en general que no da crédito a lo que está sucediendo en éstas bárbaras y sedientas tierras del norte.

CAJÓN DE SASTRE

“Tierra sin ley es tierra de nadie, campo de cultivo y cosecha para los criminales. Eso es no solo Nuevo León, lo es México entero y si le agregamos el contar con un régimen más preocupado en las elecciones que en todo esto, que el Dios de Spinoza nos agarre confesados”, dice la irreverente de mi Gaby.

.

.

.

.

..

.

.

.

.

(Visited 546 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *