Samuel lo dijo mal, pero por ahí va

Por: Obed Campos

Ya no son los tiempos en que el jerarca preguntaba “¿qué horas son?” y los lambiscones casi le contestaban “las que usted diga, señor gobernador…” Y por ello, y porque seguramente le pasaron una tarjeta con información imprecisa, me atrevo a darle un mensaje al joven Samuel García, gobernador de esta bella tierra llamada Nuevo León.

No sé si Samy me lo agradezca, pero su revelación de ayer, en la que aseguró que un yerno de su antecesor, Jaime El Bronco Rodríguez Calderón tiene bajo su cargo cargar las maletas con moches de hasta 2 millones de pesos que pagan los casineros en el estado mes con mes, no es cierta… Pero tampoco es tan mentirosa.

Samuel García puntualizó ayer que un yerno de El Bronco, de nombre Ramón Rodríguez, fue acusado por dueños de casinos quienes se quejaron de que debían mocharse con él para seguir con sus negocios de apuestas.

El joven gobernador no se anduvo por las ramas y aclaró que los moches mensuales llegan a los 60 millones de pesos… Aunque El Bronco ya se fue hace más de una semana.

Pues bien, Jaime no se tardó en desconocer la nota pero lo que sí es cierto es que Ramón Rodríguez no es yerno de El Bronco, es hermano del yerno del ahora exgobernador. Bueno, más bien medio hermano.

Además me dicen que es muy cercano al alcalde de García, el otrora chofer de El Bronco, Carlos Alberto Guevara Garza, a quien le brinda otros sospechosos servicios.

Gente cercana al caso me dice que Ramón Rodríguez, el medio hermano del yerno de El Bronco, de no tener ni para comer, “ni para pañales ni leche de sus hijos” sospechosamente al llegar El Bronco al poder, hace seis años, compró casa en Escobedo, en un fraccionamiento privado y residencial.

Misteriosamente su “éxito” no paró y ahora vive en San Jerónimo, tiene un rancho en Montemorelos, y una casa de descanso en García.

Su familia se desplaza en pura Suburban del año con chofer para su esposa, y constantemente viajan en avión a las mejores playas de México y a los Estados Unidos.

Señor gobernador Samuel García Sepúlveda, que usted cuente con ese tesoro llamado juventud, no es razón para que lo chamaqueen dándole información imprecisa. Con los datos no se juega.

Y del otro escandalito, el de los mentados micrófonos encontrados en la Torre Administrativa, en estos días le platico.

obedcampos@gmail.com
@obedc

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 537 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *