Activismo soflamero

Irreverente

Plácido Garza

Les platico: en medio del mar de datos sobre el tema de la casa de Houston, estos puntos son un hecho:

1.     En la suite 2250 del 4400 de Port Oak Parkway de esa ciudad, opera la empresa Vaquero Strategy LLC, que es operada por Erika e Iván Chávez, hijos de Daniel Chávez Morán, nombrado a partir de 2018, asesor junto a otros empresarios, del presidente López Obrador. Daniel es también, asesor honorífico del Tren Maya.

2.     En esa oficina, ninguno de los empleados cuya directora es Karla Wiedemann, conoce a José Ramón López Beltrán, hijo de AMLO.

3.     Uno de los empleados administrativos del edificio, con más de cinco años de laborar ahí y que pidió se omitiéramos su nombre, asegura que no ha sabido en todo ese tiempo de que en ese lugar funcione la oficina de KEI Partners LLC, donde José Ramón asegura trabajar como abogado.

4.     A diferencia del reportero de Telemundo que se identificó como parte de un medio de comunicación, le pedí a un empresario regio que forma parte del Consejo de DETONA y que tiene sus oficinas a 4 minutos del mentado edificio (adjunto el Google Maps con la ubicación), que sin revelar su relación con este medio de comunicación, fuera a ese mismo lugar y preguntara por el hijo del presidente y por la empresa donde asegura chambear. El resultado de dicha indagatoria está en los primeros 3 puntos.

5.     Otra vez, a diferencia de lo que otros medios publican, el sitio de KEI Partners LLC no fue creado hace dos días, sino que data del 15 de octubre de 2018, dos meses antes de que Andrés Manuel asumiera como presidente, y tiene como directores a Erika, Iván Chávez y a Karla Wiedmann. El dominio fue adquirido el 22 de mayo de 2019 y su “landing page” trae -por cierto- un error muy revelador en el siguiente texto: “coming son” en lugar de “soon”.  El enredo respecto a la creación de dicho sitio se debe a que cada cierto tiempo se le agrega una “bandera de actualización”. La última -en efecto- fue colocada hace menos de una semana.

6.     Mediante mi relación con una empresa inmobiliaria de las más grandes de Hermosillo, averigüé que Vidanta -la empresa de los Chávez- donó, regaló u obsequió a la CFE un predio superior a las 2,000 hectáreas para la construcción de un parque solar. Dicha propiedad colinda hacia el occidente con dos importantes desarrollos de Vidanta: El hotel gran turismo Mayan Palace, de Puerto Peñasco y un campo de golf que fue diseñado por Jack Nicklaus, ambos a la orilla del Mar de Cortés.

7.     En una indefensa e inocente consulta que hice en el portal del IMSS no encontré ni una sola semana cotizada por el hijo presidencial ante el instituto que dirige Zoé Robledo. Cualquier contador más o menos relacionado con temas laborales puede hacer lo mismo y hallará los mismos resultados. Con este “antecedente”, es difícil que alguna empresa de EEUU, contrate a un abogado mexicano, a no ser que dicha compañía sea propiedad de algún amigo de la 4T.

Ahora sí, como decía el Dr. Jack El Destripador en sus gustadas clases de disección anatómica en la Universidad de Dublín: “Vámonos por partes”. ¡Arre!

1.     Los activistas oficiosos que nunca faltan han emprendido una férrea defensa de José Ramón y de su pareja (así la llamó el presidente) por el tema de la casa de Houston. Yo les llamo a ellos “soflameros” porque están llorando antes de que les peguen.

2.     Los mismos José Ramón y Carolyn Adams, al tratar de explicar la cosa, han terminado por enredarla más. Por eso titulé a uno de mis artículos “Solitos se enriatan”.

3.     Uno de los argumentos del vástago presidencial se cae por su propio peso, cuando dice que su estancia legal de trabajo en EEUU la consiguió él solito. Pero si en verdad está casado con Carolyn, esta pudo fácil pedirlo como marido y ahorrarle todo el papeleo destinado a los humildes mortales.

4.     En las indagatorias que realizó el representante de DETONA en Houston, encontró el “acta de propiedad” de Carolyn sobre la mentada casa con alberca de 20 metros de largo, quien declara y firma el documento con el apelativo de “single”. Ahora entiendo por qué el presidente no la llamó “nuera” o de perdido, “esposa de mi hijo”.

VAN MIS CONCLUSIONES

1.     A diferencia de los mexicanos, que solemos -a veces- decir las cosas a espaldas del aludido, los gringos te lo dicen de frente. Esto se debe a que en EEUU las cosas se hacen confiando en la gente y en México es exactamente al revés. Ello explica los excesivos trámites para dar de alta a una empresa, para pagar los impuestos, para abrir una simple cuenta de cheques, obtener una hipoteca o una tarjeta de crédito.

2.     Uno de los miembros de la Barra de Abogados de Texas le dijo a mi enviado, que es muy difícil que un mexicano pueda ejercer esa profesión, sin haber pasado antes un examen de conocimientos sobre las leyes texanas. Y sobre José Ramón no hay ningún antecedente al respecto.

3.     “Que un abogado mexicano pretenda venir a Texas a enseñarnos sus trucos o mañas, es muy poco probable”, dijo la misma fuente.

4.     Ni siquiera las empresas de Chávez en Houston tienen contratados despachos legales de mexicanos. Son puras firmas gringas.

5.     “¿No hablas inglés en forma fluida pero eres hijo del presidente de México? Okay, por lo pronto, finge todo lo que puedas. Y si el hijo le preguntó a su papá si estaba preocupado por todo esto, seguro el presidente le respondió, haciendo alarde de su experiencia: No, hijo, que se preocupen en Texas”, continuó.

6.     La misma fuente utilizó toda su sutileza, cuando refirió lo siguiente“El chocolate se asocia con belleza de sabor y refinamiento. ¿Han probado el mexicano de marca ´Rocío”? (¿Le entendieron?)

7.     Recordemos que en México trabajamos para vivir y en EEUU se vive para trabajar.

8.     Y acerca del placer alrededor de todo esto, los mexicanos que trabajamos en el vecino país del norte a veces nos hacemos esta pregunta: ¿qué seríamos sin el placer? Y nosotros mismos nos contestamos: alemanes o gringos.

Todo lo anterior nos da una “ligera” idea de los desafortunados argumento del hijo del presidente y de su pareja, acerca de que él trabaja como abogado en Houston y que ella es hija de un hombre rico y que tiene por sí solita, relaciones empresariales espectaculares y que la casa mentada no es de ellos, y que es mentira su relación con Baker Hughes, bla bla bla…

Esto nos demuestra que a veces sería mejor que no “explicaran” las cosas y que confiaran en el olvido de la gente o en las cortinas distractoras, tan comunes en los mensajes de las mañaneras.

CAJÓN DE SASTRE

“Todo esto no tiene nada de romántico. Más bien es patético. Los soflameros que tanto defienden al hijo presidencial y a su pareja, muestran una necesidad muy básica, muy rudimentaria y al creer en ellos se están pasando de optimistas. El mar de mentiras oficiales y oficiosas de sus seguidores, están queriendo destruir la esencia texana. Lo veo difícil”, dice la irreverente de mi Gaby, quien -por cierto- es ciudadana norteamericana y por ende, el que esto escribe, también, pues como dicen allende la frontera: “Me pidió…”

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 361 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *