¿La posible guerra entre Putin y Biden beneficia a México?

Eloy Garza González

No es lo mismo una amenaza de guerra inminente que una tensión más o menos controlada, con despliegue de negociaciones diplomáticas de alto nivel. 

Rusia ha concentrado sus fuerzas en la frontera de Ucrania con nuevos campamentos militares, con más de 110,000 efectivos apostados en la zona y material bélico. Se trata de presionar para que la OTAN (ese fantasma tan difuso) se aleje de su radio de acción. Joe Biden, por su parte, ha agudizado su retórica en contra de su homólogo Vladimir Putin.

¿De verdad hay amenaza de guerra entre Putin y Biden?

A Moscú no le interesa en el fondo iniciar una invasión a gran escala de Ucrania. Le saldría militarmente muy caro al Kremlin (ya antes, en 2014, se anexó la península de Crimea y no fue buen negocio). Por eso Putin solamente fintea. 

A Biden, en cambio, no le vendría mal una guerrita, sobre todo ahora que sus bonos como comunicador están muy bajos: es un hecho que los demócratas perderán las elecciones intermedias, y Biden no sabe trasmitir sus logros presidenciales (menos Kamala Harris, que ha salido como vicepresidenta bastante chafita). 

Sin duda, Biden ha sido el peor comunicador que ha tenido la Casa Blanca en los tiempos recientes. Y ya se sabe que cuando un presidente gringo cae en las encuestas, se sube a un tanque de guerra. 

De ahí que haya escalado sus amenazas contra Moscú, asustando con imponerle sanciones económicas; entre ellas, cancelar la construcción del Nord Strem 2, que es el nuevo gasoducto para suministrar gas a Europa (no olvidemos que la UE se abastece de Rusia para cubrir la cuarta parte de sus necesidades de gas).  

¿México sale ganado en una eventual guerra en Ucrania? 

México es uno de los principales productores de maíz en el mundo. Con vergüenza tenemos que admitir que pese a que somos un pueblo milenariamente productor de maíz (y esta planta es el centro de nuestra alimentación), el dominio del mercado mundial lo tiene EUA, China, Brasil, Argentina, Ucrania, India y luego ya México. Ocupamos el séptimo lugar. 

En su mayoría, los productores de esta planta tan representativa en México son ejidales. Al igual que Ucrania, producimos mucho maíz blanco, especialmente en Sinaloa, y lo exportamos a países como Sudáfrica, Kenia, Colombia y Guatemala. 

Llegamos a producir 500,000 toneladas anuales, pero somos deficitarios en maíz amarillo, especialmente el grano amarillo que se usa para la ganadería, frituras, botanas y cereales. 

Importamos principalmente de EUA más de la mitad del maíz amarillo que consumimos.  

¿En qué nos beneficiaría a los mexicanos una guerra en Ucrania entre Putin y Biden? 

Habría más mercado global para el maíz blanco mexicano. Crecerían nuestras exportaciones de este tipo de commodities, incluyendo la del trigo. 

Para decirlo coloquialmente, entre menos burros, más olotes qué vender. O dicho de otro modo, el trigo y el maíz alcanzaría su valor máximo en los próximos meses. 

Aún en caso de que no hubiera guerra, Ucrania ya está metida en una espiral de descomposición económica (que es otra vía para que Rusia someta a ese país vecino suyo). 

Kiev tardará años en recuperar el terreno perdido. Prácticamente es un país en bancarrota. Rusia no dejará de apostar tropas cerca de la frontera de Ucrania en los próximos años. 

Las consecuencias globales podrían ser las siguientes: se mantendrá la inflación, se pondrá en riesgo la frágil recuperación económica de la Unión Europea, (pero también de EUA, nuestro país vecino del que somos dependientes, querámoslo o no). Y ese escenario tampoco le conviene a México. 

Ahora bien, no todo es suma cero. Cuando Rusia cortó el abastecimiento de gas a Europa en enero de 2005, el barril de petróleo en México subió de precio. En cambio, el rublo, la moneda rusa, sufrió una fuerte caída junto con la bolsa de Moscú. Y lo mismo pasaría ahora en caso de una guerra. 

¿Y qué pasa en Ucrania con su presidente Volodímir Zelenski? 

Pocos saben que la verdadera profesión de Volodímir Zelenski es ser comediante de televisión. Por casualidad se metió como candidato a presidente de Ucrania y por casualidad ganó las elecciones. Es como si Miguel Ángel Cantú, también conocido como “Bofito” (que es muy buen conductor de Azteca Noreste y tiene un ingenio muy agudo) se lanzara de candidato independiente de presidente de México y ganará arrolladoramente las elecciones. Eso pasó con Zelenski, quien en este conflicto se quedó como el chinito: nada más mirando.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 16520 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *