Asesores de Clara Luz no saben, que no saben

Por: Obed Campos

Yo no sé mucho de marketing político, ni de “cuartos de guerra”, ni de vainas así que se venden en estos tiempos de atribuladas campañas… y se cobran en dólares. Pero lo que sí veo es que los asesores de campaña que trae Clara Luz Flores Carrales de Guerra no conocen de beisbol ni de box, dos temas en los que hay que ser expertos si te quieres dedicar a coachear a algún personaje, ya sea político, empresarial o artístico, o los tres (¿qué tiene? Sí ahora lo que sobran son payasos metidos en la grilla).

Conozco a muchos mercachifles que se hacen pasar por “asesores políticos” y resultan ser nada más que vendedores de cuentas de vidrio. Igual conozco gente seria y profesional en esa materia (no doy sus nombres, para no hacerles promoción, cosa que no me han pedido).

Pero a lo que digo, los asesores de Clara Luz, que sabrá Dios quiénes sean, porque ni en su casa los conocen, deberían ser diestros en el box o en el beisbol, o en las dos disciplinas, y es que es muy simple: si boxeas, es decir, si te pones los guantes para tirar ganchos, o te enfundas en esos ridículos pantaloncitos apretados para tirar bola desde un montículo, tus adversarios no te deben de adivinar la mano.

Esta regla la conocen muy bien los malandros que, con el juego de “adivine donde quedó la bolita” comprueban, no solo que no hay que dejar que el adversario adivine tu próximo movimiento, sino que este golpe sea tan contundente que, caso del box, lo deje noqueado. La mano más rápida que la vista, es la regla.

Y en el equipo de campaña de Flores Carrales de Guerra lo único que queda claro es que se sigue notando la (mala) mano de los asesores.

Gente que sí le sabe al tema de la grilla y que hasta apuntes memoriosos lleva de las últimas campañas en el estado, me señalaron que aparentemente se está repitiendo la historia de hace seis años, cuando Ivonne Álvarez, por confiada, perdió y feo ante Jaime Rodríguez Calderón El Bronco.

Ivonne pagó el precio amargo de la derrota, por confiada y hasta me cuentan que Clara Luz casi casi trae el mismo cuerpo de asesores que la aún priista…

Los críticos señalan como el último de una cadena de errores, el que ahora Clara de visos de su aparente caída en los momios y se le vaya a la yugular a Adrián de la Garza, su contrincante del PRI.

Resulta curioso que como militante priista, y alcaldesa de ese partido, nunca recordó que, por elemental ciudadanía debió en su momento denunciar los supuestos actos de corrupción que ahora señala, pero con pelos y señales contra Paco Cienfuegos y Rodrigo Medina.

Para tener la lengua larga, dice el otro refrán, hay que tener la cola corta y quien se lleva se aguanta, porque sin duda la respuesta del otro lado de loa mesa que la dedicarán con mayor inteligencia, y a esos sí no les van a poder adivinar la mano.

Hay que remachar que tanto a Flores Carrales de Guerra como al resto de los aspirantes les debe de quedar bien claro que esta contienda electoral rumbo a la gubernatura de Nuevo León, la ganará quien cometa menos errores.

Por ahí no es Clara.

obedcampos@gmail.com

@obedc

(Visited 3260 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *