Opino que YosStop debe ser liberada y la respuesta de un abogado experto

Eloy Garza González 

El tráfico de menores, la pornografía infantil, son algunos de los peores crímenes que ocurren en muchos países como México. A los menores de edad se les secuestra para prostituirlos en redes clandestinas o para extirparles sus órganos y venderlos en el mercado negro. 

En Bacalar, Quintana Roo, por ejemplo, se venden niños para prostituirlos con los turistas. El hecho es tan común, que incluso la tarifa es estándar: $50 mil pesos por pasar la noche con un menor. Sin embargo, los culpables, gente ruin y despreciable, siguen impunes, haciendo de las suyas; pagan a las autoridades una cuota de complicidad para que los responsables se hagan de la vista gorda. 

Mientras tanto, una youtuber altanera e ignorante se sumó (cómo es común en ese mundo virtual) a una noticia viralizada, de la que ella no fue testigo, pero sí se involucró con opiniones radicales, típicas de sus videos con millones de seguidores.  

Yoseline Hoffman, alias ‘YosStop’, insultó a una menor por haberse prestado (según ella), a un juego sexual con otros menores agresores. La insensibilidad de YosStop es imperdonable (yo no soporto a esa joven que carece del mínimo tacto y sentido común). 

Se habla incluso de que YosStop mostró desde su celular, fragmentos del video donde se captan los hechos delictivos. Y en los comentarios de Twitter, hay miles de usuarios pidiendo y enviando el video de la violación. 

Cabe recordar que desde hace muy pocos meses, comienzan a sancionarse las páginas de pornografía como PornHub o YouPorn por subir supuestos videos con menores de edad. Pero la orden legal no pasa de exigir que se cancelen estos videos violatorios de derechos humanos. 

Ahora YosStop, la influencer, podría ser condenada a 14 años de prisión. La ley es la ley. Y el que la hace la paga. Esto es cierto. Pero resulta muy irónico e incluso cruel que una joven (por muy radical que sea la muchacha en cuestión) esté a punto de purgar una condena tan extrema cuando los verdaderos criminales de pornografía infantil están bien confabulados con gobiernos municipales y estatales. 

Ello, sin contar con que los violadores de la menor, por muy menores de edad que sean, siguen libres en las calles, convencidos de que meter una botella de Möet en la vagina de una menor es un hecho gracioso, celebratorio y lo peor: sin consecuencia penales. 

En un video posterior, YosStop se justifica de las acusaciones en su contra: “yo no violé, yo no violenté a la víctima. Los verdaderos criminales están libres”. 

La menor agredida le respondió: “Mi reclamo no es para ninguno de los involucrados en el video de la botella, que bye the way, sí me violaron; mi reclamo es contra YosStop por difamarme públicamente”. 

Que en el país de los desaparecidos en la carretera Monterrey – Laredo, de los masacrados en Aguililla y Reynosa, la opinión masiva y los órganos de justicia estén volcados sobre el caso específico de YosStop como el principal hecho punible nacional habla de que algo está muy podrido en la conciencia pública.

Adendum 

Sometí el presente artículo a la opinión de varios expertos en materia legal y de inmediato recibí la atinada respuesta de mi amigo el abogado Roger Garza, la cual reproduzco íntegramente:

Mi estimado Eloy Garza, algunas aclaraciones a tu artículo: 

1.- Compartir y hasta tener algún tipo de pornografía infantil es un delito castigado por leyes mexicanas y estadounidenses muy duramente.

2- Los violadores eran menores de edad al momento del delito, por eso se les trató como infractores y no como delincuentes, es decir, no fueron a prisión.

3- La youtuber infringió la Ley, y si bien no creo que lo hiciera conscientemente, el desconocimiento de la Ley no exime del cumplimiento de esta.

Mi opinión como abogado: sí hay elementos para vincularla a proceso. La vinculación a proceso no implica que sea culpable; solo indica que se le hará un juicio y como es delito grave no hay fianza. 

Mi opinión personal: Por el error que cometió al mostrar pornografía y revictimizar a la menor de edad violada no merece una pena de 7 a 14 años de prisión, pero sí amerita alguna sanción. El juez de control puede en cualquier momento reclasificar el delito a uno mas benévolo. Por lo pronto, los meses de prisión que pasará seguramente la harán reflexionar.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 21604 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *