Salmerón está en capilla… ardiente ¿No se cansan de regarla, o qué?

Irreverente

Plácido Garza

Les platico: podría decirse que mi segunda patria es Panamá. De ese país rodeado de mar y abrazado por el sol me traje a la irreverente de mi Gaby. Quién sabe que andaba haciendo ella allá.

Por consecuencia, le tenemos un cariño muy especial a ese país. Tiene un skyline que le hace una dura competencia al de NYC. Su Torre Trump compite en belleza con la de la Gran Manzana.

Los panameños son medio especiales, naturalmente desconfiados debido a casi cien años de una colonización virtual que resintieron, primero de los franceses y luego de los estadounidenses, que les regresaron el control del Canal el 31 de diciembre de 1999, según el acuerdo firmado el 7 de septiembre de 1977 por el presidente Jimmy Carter y el jefe de gobierno panameño, Omar Torrijos.  Allá abundan amigos nuestros. Los tenemos por montones y en todos lados: En el Canal, en las islas de los Kunas, en el aeropuerto de Tocumen, en lo que quedó del Despacho Mossak Fonseca después del escándalo de los “Panamá Papers” y por supuesto, en varios periódicos y canales de radio y TV.

PANAMEÑOS ESTÁN SACADOS DE ONDA

Si de por sí son cautelosos debido a su natural desconfianza en los extranjeros, todo el cuento alrededor de Pedro Salmerón y su posible inserción como embajador de México en Panamá, trae sacadísimos de onda a muchos líderes de opinión canaleros.

Y les digo esto de primera mano, porque he hecho consultas con gente que le sabe muy bien al tema diplomático, allá… y también acá.

Entonces, citando la frase del célebre médico irlandés Jack El Destripador, con la que iniciaba sus clases en la Escuela de Medicina de la Universidad de Dublín: “vámonos por partes”. ¡Arre!

ERIKA MOUYNES

Esta joven canciller panameña entregó hace dos días la posición del gobierno de su país sobre la propuesta de recibir a Salmerón como embajador.

Y aunque no quiso revelar la posición de Panamá sobre este penoso asunto, les tengo una primicia que mi BigData obtuvo de alguien que participó en las deliberaciones protocolarias que se dan en este tipo de asuntos.

Nadie de la SRE mexicana ha querido develar el misterio sobre ¿cuál fue la posición de Panamá sobre Salmerón?

Este es un grave error -otro- en el manejo de la comunicación de la 4T, porque ha desatado un sinfín de conjeturas al respecto, mismas que se pudieron evitar si Ebrard o sus “estorbantes” -que no ayudantes- dijeran ya, carajo, qué onda con Salmerón, ¿le dieron el beneplácito o no los panameños?

Ahí les va:

AMLO INFORMÓ DEL NOMBRAMIENTO DE SALMERÓN, ANTES DE TENER EL BENEPLÁCITO DE PANAMÁ

La cancillería panameña respondió respetuosa pero firmemente a su contraparte mexicana, que el señalamiento de Salmerón se dio a conocer por parte de López Obrador, sin contar con el beneplácito del gobierno de Panamá.

¡Bolas don Cuco!

MARTHA BÁRCENA

En la práctica diplomática, primero se pide el beneplácito y luego se anuncia el nombramiento”. Así me lo dijo Martha Bárcena, Embajadora Eminente de México en Estados Unidos, quien dio por terminada su brillante carrera de 43 años en el servicio exterior mexicano en febrero del año pasado.

Martha lee las declaraciones de la canciller panameña como muy cuidadosas y diplomáticas. “No quieren ofender a México ni al presidente”, expresó.

“Estimo que habrán expresado a la cancillería mexicana su preocupación por lo que han escuchado”, acerca de Salmerón, complementó Martha en el diálogo que tuvimos anoche.

Y diplomática como ella sola, al final comentó: “Mi opinión sobre la posible posición de la Cancillería panameña es pura especulación”.

“SI PANAMÁ HUBIERA ACEPTADO A SALMERÓN, LA SRE YA LO HABRÍA ANUNCIADO”, AGUSTÍN GUTIÉRREZ CANET

También platiqué con su marido, Agustín Gutiérrez Canet, quien también se retiró del servicio exterior mexicano tras más de 40 años de fungir en numerosos puestos diplomáticos en Europa y otros continentes, y al respecto de Salmerón, me dijo:

“Si la posición de Panamá -que por razones diplomáticas confidenciales no le corresponde hacerla pública sino al gobierno mexicano- hubiera sido otorgar el beneplácito, la SRE ya lo habría anunciado y así frenar cuando antes las críticas contra el mismo presidente, ya no digamos contra Salmerón”.

“Pero la SRE, al guardar silencio, podría indicar que el beneplácito no ha sido concedido”.

Hasta aquí el resultado de mis consultas, allá en Panamá… y acá en México.

CAJÓN DE SASTRE

“Lo que nuestros amigos Martha y Agustín expresaron diplomáticamente -como buenos diplomáticos que son- y el resultado de tus indagatorias en Panamá, permiten asumir que Salmerón tendrá que olvidarse de ser ´embajador´ en ese bello país. Que conste, ni Martha ni Agustín dijeron eso, quizá lo dieron a entender, pero hasta ahí. Nosotros sí lo decimos y consecuentemente, sale sobrando diamadre que AMLO diga que son infundados los ataques que sufre el ´angelito´ ese”, dice la irreverente de mi Gaby. 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 531 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *