Samuel, Andrés Manuel, rásquenle por aquí.

Irreverente

Solo si Santos Guzmán firmó alguno de los trafiques siendo Secretario General de la UANL, podría no asumir como Rector.

Plácido Garza

Les platico: en los corrillos, pasillos y lobbys del poder judicial de NL se da por hecho que habrá detenciones en el caso del robadero, lavadero, facturadero y mugrero que ha quedado al descubierto recientemente.

Las carpetas de investigación apuntan hacia el círculo más cercano del Ranchero Rogelio Garza, pero aún si se llegan a consumar esas versiones y le tocaran incluso a él, nadie podrá evitar que el nombrado nuevo Rector Santos Guzmán tome protesta, representando a la “bata blanca” y se despache con otros seis años para segir mamando las ubres de la UANL.

SI INVESTIGAN A SANTOS, ADIÓS NICANOR

La única posibilidad de desbaratar el maximato del “cártel de los ingenieros” y de los de la “bata blanca”, que acaparan contratos y otros privilegios multimillonarios por mucho más de los $700 millones de pesos que andan bailando, sería revisar si en los documentos que hay detrás de todos esos trafiques, aparece la firma de Santos Guzmán, cuando fungía como Secretario General de la UANL.

Hace ocho años fueron modificados varios estatutos claves del reglamento que rige las funciones asignadas a la Secretaría General de la universidad.

Como producto de dichos cambios, se le dieron más poderes al Secretario General, por lo que podría darse la posibilidad de que su firma aparezca en alguno de los documentos que serán investigados sobre las compras y contratos amañados.

La Ley Orgánica de la hoy vapuleada en su imagen y prestigio, máxima casa de estudios de NL, establece que nadie con procesos legales pendientes o consumados podrá ocupar la Rectoría.

Bastaría con que la Auditoría Superior de la Federación o la del Estado, iniciaran una investigación de Santos para que hasta ahí llegara su paso por la Rectoría.

Con la del Estado ni contemos, porque es controlada por El Bronco Jaime Rodríguez y éste es uno de los beneficiarios de los jugosos contratos que están en manos del círculo de poder que controla los negocios de la UANL desde tiempos inmemoriales.

Pero aumentan las posibilidades de que los auditores federales sí incluyan su nombre en la investigación, si tomamos en cuenta lo que acaba de ocurrir en la Universidad de las Américas, de Puebla, donde debido a la sospecha de malos manejos en la administración del Rector Luis Ernesto Derbez, éste fue separado del cargo y su lugar es ocupado ahora por Armando Ríos Píter, designado “vista con buenos ojos” por el Palacio Nacional.

Derbez ni siquiera está en la categoría de indiciado. Bastó con que se presumiera su presunta participación en los actos de corrupción de la UDLA para que fuera removido del cargo.

Algo similar sucedió con los Rectores de las Universidades de Hidalgo y Guadalajara.

Así que por ahí se abre una posibilidad para desmantelar la jugosa red de tráfico de influencias que llena de dinero los bolsillos de personajes que voy a citar más adelante.

Una de mis fuentes que despacha en el piso 7 de la Torre de Rectoría, me platicó que después del madruguete que le recetaron al Bronco con la elección del Ranchero como Rector, en el 2015, Jaime trató de que su alfil Jorge Castillo -ex director de FACPyA- fuera nombrado Tesorero de la UANL.

Para que desistiera en su intento, los dos bandos hicieron una polla de $30 millones de pesos que calmó las ansias bronquianas.

Finalmente Castillo fue nombrado director del CECYTE, al cual saqueó de lo lindo en los menos de 2 años que estuvo ahí.

El Bronco buscaba que a los tres años, su alfil Castillo fuera considerado para la Rectoría, a lo mejor olvidando que el protocolo universitario marca que sea el Secretario General quien ocupe ese cargo, después de seis años de estar en dicha posición.

Para que desistiera en su intento, los dos bandos hicieron una polla de $30 millones de pesos que calmó las ansias bronquianas.

La costumbre ha sido que cuando los de la “bata blanca” ocupan la Rectoría, los del “cártel de los ingenieros” tengan la Secretaría General y viceversa.

Siendo gobernador de NL, Natividad González Parás trató de desbaratar esa mafia pero se topó en pared.

ASÍ LE FUE A MANUEL SILOS

Solo en tiempos de Sócrates Rizzo se logró momentáneamente filtrar a un rector que no formaba parte de ninguno de los dos bandos: el doctor en economía Manuel Silos, quien fue víctima de una encarnizada persecución política por parte del ex rector Reyes Tamez y por el ex gobernador Benjamín Clariond.

Reyes Tamez había sido Secretario General cuando Silos fue Rector y Benjamín se fue contra él como lo hizo contra todos los que olieran a su antecesor como gobernador.

Silos fue apresado el 22 de enero de 1997, acusado de peculado por 5.7 millones de pesos en perjuicio de la UANL. Su acusador directo fue Reyes Tamez.

También fueron detenidos el secretario privado de Silos, Valentín Ovalle Faz; el tesorero universitario, Joel Moreno y Humberto López, cuñado de Rizzo y contratista de la UANL.

Silos estuvo en la cárcel durante tres años y recuperó su libertad cuando se le redujo su condena. En mayo de 2003 quedó legalmente exonerado mediante fallo del Primer Tribunal Colegiado en materia penal del 4o Circuito judicial federal, que anuló la sentencia por falta de pruebas.

Presentó una denuncia de hechos contra Reyes Tamez, quien fuera Secretario de Educación en el gobierno de Fox, por los delitos de peculado, calumnia, difamación, tortura y los que le resultaran.

Fue reinstalado en su trabajo como profesor hasta 2007.

Así les va a los que se atreven a desafiar el poder de la “bata blanca” y del “cártel de los ingenieros”, pero muchos confiamos en que ni Samuel García ni el presidente López Obrador se van a dejar intimidar y harán uso del derecho que tienen para exigir que la Auditoría Superior de la Federación investigue también a Santos Guzmán para evitar que esa mafia siga manejando a la UANL para sus aviesos propósitos.

Mañana les platicaré de lo cotos de negocio que operan en exclusiva los ex rectores Ancer, el Tigre Toño, Reyes Tamez, los herederos de Piñeyro, en menor medida los de Moreira y por supuesto, los del Ranchero, quien tiene dos operadores: Jorge Manjarrez y José Araiza.

El primero se ocupa de las operaciones financieras y el segundo es al que hay qué visitar para negociar contratos de obras, servicios y compra de medicamentos, equipos de laboratorio, software y demás, en sus oficinas por el rumbo de los vendedores de accesorios automotrices robados de la calle Pablo A. de la Garza, frente al Parque Fundidora.

CAJÓN DE SASTRE

“Santa Madre del Dios de Spinoza, qué mugrero. Ahora ¿quién podrá defendernos de todo esto? Pues Samuel y Andrés Manuel, que espero se pongan las pilas”, dice la irreverente de mi Gaby.

.

.

.

.

.

(Visited 2 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *