Samuel o el síndrome del “Nene Consentido”

“El pueblo no elige a quien lo cura sino a quien lo droga… Mientras más graves sean los problemas, mayor es el número de ineptos que la patria llama a resolverlos”.

Nicolás Gómez Dávila

Por: Obed Campos

La promesa toral de la campaña que llevó al poder a Samuel García Sepúlveda fue acabar con “el viejo Nuevo León e imponer al nuevo Nuevo León” y todos nos fuimos con la finta, de que la revolución que encabezaba García Sepúlveda tenía en la mira derrocar el “infame régimen” de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”.

Pero la mera verdad lo que quería —y logró Samuel García— fue reponer el poder al estilo de otro “Nene Consentido” de la política nuevoleonesa, Rodrigo Medina de la Cruz.

¿A poco no? En el año 2009 ganaron los que eligieron al más bonito en los comicios y ya ve usted como nos fue… ¡Y se repitió la historia en el 2021..!

¿Porque a poco no se parecen Rodrigo Medina de la Cruz y Samuel García Sepúlveda..?

Es cierto que si ha habido un sexenio frívolo en Nuevo León este fue el que encabezó Rodrigo Medina en el poder, precisamente entre el 2009 y el 2015… Pero este nuevo gobierno que encabeza Samuel García ahí la lleva en la carrera por el desbarranco estatal y cantando muy bien las rancheras.

Que conste que Medina fue de los pocos errores visibles y graves que nos heredó Natividad González Parás.

Pero las similitudes entre Rodrigo y Samuel son muchas más de las que ambos regímenes aceptarían.

Para comenzar ambos personajes han crecido a la sombra de dos padres férreos, de quienes se sospecha les manejan vidas y haciendas. Humberto Medina Ainslie es el polémico padre de Medina de la Cruz, en tanto del contador Samuel Orlando García Mascorro, poco se ha sabido pero se sospecha.

Samuel llegó al poder a la “tierna edad” de 34 años. Medina de la Cruz alcanzó la primer magistratura a los 37 años de edad.

Y escribe de Samuel y Mariana el periodista José Jaime Ruiz: “Política ficción, reality show, gobierno de posverdades, administración de pocos hechos (vacunación transfronteriza) y hartas expectativas con evidencias que superan a este gobierno: inseguridad en los penales y en la vida pública; contaminación insufrible con alertas ambientales; esperanza, sólo esperanza, de que la variante ómicron amaine en 20 días; abrupto regreso a clases; desconocer la crisis hídrica jugando a que no existe esa crisis; la problemática que viene por el nuevo estadio Tigre con un “socio incómodo”, César Esparza Portillo…”

La única diferencia es que los trapos sucios de Medina comenzaron a salir casi a mitad de su sexenio. Samuel apenas va comenzando y ya se taparon las letrinas del Palacio de Cantera.

Y para los arrepentidos: El mismo escritor colombiano Nicolás Gómez Dávila, al cual cito en el epígrafe, en sus aforismos dice: “Errar es humano, mentir, democrático”.

Así que ya ni llorar es bueno.

Nota para aquellos jóvenes que no sepan quien es el “Nene Consentido”, por cosas de la edad. El “Nene Consentido” fue un personaje bastante jocoso de un programa de TV llamado “Dinosaurios” que se trasmitió por la televisión mexicana allá por los años ochentas. Se trataba de un bebé más bien tiránico que fue las delicias de los telemirones de aquellas épocas.

@obedc
obedcampos@gmail.com

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 353 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *