Un desconocido lío de faldas de Octavio Paz

Eloy Garza González

Hay una historia sentimental casi desconocida de Octavio Paz. Cuando el poeta visitó por primera vez París, llegó con su esposa, la gran escritora (mejor que él) Elena Garro y con su pequeñita hija, Elenita. 

Según Paz, Garro le había sido infiel con Adolfo Bioy Casares, escritor argentino casado, galán y muy enamoradizo (desde entonces). 

Paz se juntó en Francia con los intelectuales del surrealismo, Bretón y compañía, y entre ellos hizo amistad especial con André Pieyre de Mandiargues. 

Este poeta de largo y enrevesado nombre hizo dos cosas a favor del joven Paz. Una cosa buena: le tradujo y publicó sus poemas al francés. 

Y una cosa mala (para André Pieyre): le presentó a su esposa Bona Tibertelli de Pisis. Paz quedó prendado de Bona porque era muy bella y sumamente inteligente (igual que Garro).

Paz invitó a Bona a hacer juntos un collage con textos poéticos del mexicano. Cuando volvió a México y se divorció de Garro, Paz intensificó el filtreo con Bona. 

Fueron amantes y vivieron juntos en Paris.

Todo era “felicidades inminentes” (como dice el propio Paz en un poema), hasta que apareció un joven pintor mexicano, avecindado en Paris: Francisco Toledo.

Bona Tibertelli se enamoró del oaxaqueño. Comenzó a verlo a escondidas del celoso y ególatra de Paz.

Un buen día, el poeta se dio cuenta de que su novia francesa lo engañaba con su paisano. 

Los dos hombres se liaron a golpes. Paz le dio un derechazo que mandó al suelo a Toledo. 

Entonces juró que no mencionaría nunca al oaxaqueño en ningún ensayo suyo. Y lo cumplió. 

No existe ninguna referencia a la plástica de Toledo en las obras completas de Paz. 

Ya se ve que el amor o el despecho es el peor crítico de arte. 

Y ya se ve que Paz fue un gran escritor, Elena la más grande narradora mexicana, y Toledo el más grande pintor. Ahora ya todos están muertos. 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 13002 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *