Para quienes dudan del nuevo volcán

Eloy Garza González 

Si algo tiene Sinergia Deportiva es atreverse a dar un paso al frente. Como buen administrador de un equipo deportivo sabe jugar, así como armar estrategias defensivas y ofensivas. 

El nuevo estadio es un reto que, sin ser completo compromiso de Sinergia, lo afronta con espíritu ganador, que es el del emprendedor en busca del éxito. 

También es verdad que algunos críticos quieren llevar a Sinergia Deportiva, sin temerla ni deberla, al ojo del huracán. 

Se olvidan que en el nombre de esa organización carga con su principal virtud. Sinergia es sinónimo de cooperación, de colaboración, de trabajo en equipo. Es un logro que se alcanzará con todos. Y en benéfico de todos. 

Se ha prometió que el nuevo megaestadio de Los Tigres estará listo para el 2025 y ya arrancó una campaña de bots en redes, pretendiendo desmentir el plazo límite: “mienten, no estará inaugurado ni siquiera para el 2028”. 

Lo peor que puede hacer un periodista (los pasquineros se cuecen aparte), es profetizar o ser agorero del desastre. 

Apenas se están comprando las viandas para el guiso y ya los pesimistas aseguran que será un platillo incomible. Es más: ¡ni siquiera habrá guiso, según ellos! 

Toda inversión acarrea riesgos. Más si es inversión privada. Aquí no habrá dinero público. Conozco el proyecto (que podrá ser modificado en el proceso como todos los proyectos dignos de realizarse) y está muy bien diseñado. 

¿Se buscará todo el  financiamiento privado posible? Sí. Así pasa con cualquier emprendimiento. El que no arriesga no gana. 

¿Se buscará amortizar costos con preventa de palcos usados para los juegos que traigamos de la NFL, los grandes conciertos y obvio los partidos de futbol? Obvio. 

¿Que hay una tendencia enfermiza de querer ver que las cosas avancen rápidamente, a la de ya, al estilo horno de microondas? También. Es parte de la actual cultura del mínimo esfuerzo. 

En tres minutos ya queremos comernos el recalentado, cuando deberíamos en todo caso ser pacientes y persistentes. 

Sin embargo, los grandes proyectos, los buenos emprendimientos, exigen tiempo, creatividad e incluso algo de estrés. Eso lo tenemos claro los regiomontanos que somos gente emprendedora (salvo deshonrosas excepciones). 

De manera que a ponernos a trabajar y a hacer un megaestadio que será al mismo tiempo un nuevo Silicon Valley, porque albergará aulas universitarias, centros de investigación e incubadora de emprendimientos. Todo en torno al deporte del balonpié. Mañana les explico cómo.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

(Visited 12624 times, 1 visits today)

About The Author

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *