Samuel ¿Fasci seguirá como Secretario de Seguridad?

Irreverente

Aunque la mona se vista de CALEA, mona se queda.

“El paso que lleva la tropa, es el mismo que marca el comandante”, dicho del Ejército.

Plácido Garza

Les platico: hace unos días Aldo Fasci dijo que no va a permitir que nadie venga a decir que Fuerza Civil está echada a perder porque ya está cansado de escuchar tantas estupideces.

Bueno, señor -todavía- secretario, le digo respetuosamente que aquí su irreverente servidor -al igual que millones de nuevoleoneses- estamos hasta la madre de tenerlo a usted al frente de una dependencia a la que le ha quitado la poca dignidad que tenía cuando fue creada.

Y le reitero: si la Fuerza Civil está echada a perder es por sus mandos. Que no se le olvide y menos se le va a olvidar si sigue leyendo. ¡Arre!

La única estupidez en todo esto es que usted siga ostentándose en un puesto para el que no está calificado, porque ni siquiera aprobó las más elementales pruebas de control de confianza de la Federación ni del Estado, tal como se lo demostró el 7 de abril de 2016 el entonces diputado priyista Gabriel Tláloc Cantú.

Ahora, déjeme decirle esto, utilizando el mismo léxico: sería una estupidez de su parte admitir que la corporación a su mando está podrida, porque implicaría suicidarse políticamente y más en sus aspiraciones de seguir embaucando al gobernador electo para que lo sostenga en el puesto que –todavía– hoy ocupa.

Una cosa es que presuma de la certificación CALEA (Comission on Accreditation for Law Enforcement Agencies, Inc) otorgada a la SSP-NL, a su academia de policía, al C5, y otra muy distinta es lo que los inspectores de ese organismo norteamericano no alcanzaron a detectar en las visitas de doctor que hicieron al Estado para “validar” la calidad de las corporaciones de seguridad en la entidad.

Le informo para que se entere: los recientes acontecimientos de brutalidad policiaca en Estados Unidos han servido para cuestionar que corporaciones certificadas por CALEA tengan entre sus filas a policías agresores contra ciudadanos. A raíz de los incidentes de alta violencia de policías norteamericanos contra civiles, la certificación de la que presume usted, señor Fasci, no debe ser utilizada para hacernos creer que por ese solo hecho se van a remediar o a redimir los males de Fuerza Civil.  Me voy a explicar:

FLOYD

La muerte de George Floyd ocurrida el 25 de mayo de 2020 en el barrio de Powderhorn de Mineápolis, Minesota, fue el resultado de la brutalidad policial del agente Derek Chauvin, al presionar con su rodilla el cuello de afroamericano contra el pavimento durante 8 minutos y 46 segundos.

Chauvin y la corporación de la que formaba parte -el tipo ese está en el bote- fueron certificados por CALEA en el 2019 lo cual significa que la sola certificación no es garantía para evitar hechos como los narrados, que aunque fuesen aislados, son causa del deterioro en la imagen de las policías. Incluso ninguna de los organismos que han sido certificadas por CALEA utiliza eso como parapeto cuando algún elemento de sus fuerzas comete actos indebidos. 

WALLACE

El 27 de octubre de 2020, varios agentes policiacos de Filadelfia mataron a tiros a Walter Wallace Jr, de 27 años, cuando irrumpieron en su domicilio debido a que se puso medio violento contra sus familiares. Los padres del joven pedían a gritos a los policías que no se la bañaran porque su hijo padecía trastornos psicológicos y estaba en tratamiento médico. Pese a ello, dos agentes dispararon sus armas de fuego y asesinaron a Walter a las puertas de su casa. El padre reclamó a los agentes no haber usado pistolas eléctricas tipo Taser. 

El Movimiento Black Lives Matter tomó el liderazgo de las protestas en Filadelfia y logró reunir a miles de manifestantes contra el abuso del poder de las fuerzas del orden, a la que yo llamé ahí, en la cuna de la independencia de Estados Unidos, “BRUTALIDAD POLICIACA CERTIFICADA”, en un evento al que DETONA fue invitado. 

Y ¿saben el por qué de semejante calificativo? Porque la policía del estado de Filadelfia fue certificada por CALEA a principios de 2020.

Otra vez, el señor Fasci le está haciendo un favor muy flaco a CALEA, al pretender hacernos creer que por contar con esa certificación, tenemos policías confiables.

Los hechos demuestran lo contrario, como podrá verse en los botones de muestra que aquí incluyo.

Seguramente Aldo Fasci no sabía, pero ahora que sí, mi abuela la ex alcaldesa de Perros Bravos, NL, le diría: “¿Quieres más o te guiso un huevo?”

Por cierto, la policía del municipio de Perros Bravos, NL nunca fue certificada por CALEA porque mi abuela era muy desconfiada de esas cosas, además, no tenía suficiente presupuesto.

Así las cosas, estimado –todavía– secretario de Seguridad Pública de NL, la brutalidad de policías gringos -no le hace que hayan sido certificados por CALEA- parece que hace honor a la de los gendarmes de la Fuerza Civil, según se aprecia en el video que aquí muestro, donde los elementos que deben cuidar a la ciudadanía agreden tirado en el piso a un detenido.

A lo mejor los genízaros de Seguridad Pública de NL aprendieron la misma técnica de “rodilla en cuello” que mató a Floyd. Esto se aprecia en el siguiente video:

Ahora, según se ve en este otro, seguramente algunos de los agentes de Fuerza Civil fueron certificados por alguna organización colombiana, porque le dan duro y bonito a la cumbia, en plenas instalaciones de uno de sus cuarteles.

El colofón es la dramática aparición de la hija del mánager de un grupo musical que fue torturado y asesinado por delincuentes que se hicieron pasar por clientes.

Es vergonzoso presenciar el llanto de esa mujer, diciendo que tuvieron que realizar sus propias indagatorias para terminar sabiendo que su padre fue asesinado por bandas criminales que operan -en el mejor de los casos- ante la ineficiencia de la gente de Fasci y de Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, el –todavía– jefe de la FGJNL.

Y peor sería que las fuerzas policiacas y las ministeriales que dependen de la FGJNL, estén coludidas con los mismos criminales.

Esto último no está tan apartado de la realidad, a juzgar por el hecho de que policías de San Pedro Garza García entregan a bandas criminales a quienes detienen por delitos menores.

Si eso hacen los policías de SPGG, que según Miguel Treviño y su cortesano Pepe Dávalos son los mejores de México, ¿qué no harán los de Fuerza Civil y los ministeriales de la FGJNL?

Chequen mis artículos sobre Gustavo Adolfo en esta liga:

https://detona.com/articulo/fuente-de-la-fiscalia-me-pasa-mas-datos-del-homicidio-en-fuentes-del-valle-2a-parte

Y ¿qué dice el –todavía– secretario del caso del joven de 25 años, extorsionado por sus elementos el 23 de abril de 2019 y que luego fue arrojado a su muerte desde el piso 14 de un edificio en construcción, la Torre Semillero Dos, cerca de la iglesia La Purísima en el Centro de Monterrey?

Esos malos policías -certificados por CALEA- actuaron por su cuenta sin rendir parte a los superiores.

Fasci salió a defender a sus patrulleros diciendo que todo había sido un accidente -sí Chucha- a pesar de que los familiares del fallecido siguen peregrinando para pedir justicia.

Y ¿qué dice del polémico jefe del grupo de inteligencia fronterizo que entró avalado por Fasci como comisario general a la Fuerza Civil? Me refiero a Juan Francisco de Jesús Vidaurri Esquivel.

¿Tiene usted algo qué declarar -como dicen en las Cortes- sobre el caso de Edgar Alonso R., Carlos Alfredo y Nicolás Macario, elementos de Fuerza Civil con 6, 4 y 2 años respectivamente de antigüedad, que fueron sorprendidos el 29 de abril de 2020 con joyas, zapatos, ropa, perfumes, celulares, armas, bolsas de cocaína y $32,000 en efectivo, que guardaba en sus lockers de uno de los cuarteles de esa corporación?

El colmo fue que el mismo Edgar Alonso R., de 28 años, apenas recobró su libertad, porque de esa prerrogativa gozan los delincuentes, fue apresado en Saltillo cuando traía 134 dosis de cocaína y quiso “charolear” con una identificación que lo acreditaba como miembro de la policía de NL desde 2013.

Están tan güeyes en la corporación de Fasci, que no son capaces siquiera de retirarles ese tipo de “armas” para evitar que sigan haciéndose pasar por elementos activos.

Cuando los policías coahuilenses pidieron cuentas a sus colegas de NL, éstos les dijeron que Edgar Alonso R. estaba suspendido y bajo investigación por la Comisión de Honor y Justicia de la SSP-NL.

Qué lindos pelaos los de acá, si así investigan a su propio personal, ya valimos madre.

Resumidero, que no resumen: La Secretaría de Seguridad Pública de NL es ineficiente, insuficiente, corrupta y desde que Fasci llegó; está estancada y opera en muchos casos contra la integridad de los mismos ciudadanos. Les acabo de mostrar por qué.

Y otra cosa, señor Fasci, ser soplón de policías de EEUU no es mérito suficiente para seguir como secretario de Seguridad Pública en NL, quizá ese CV le alcance para presidente de la colonia donde vive. 

CAJÓN DE SASTRE

“¿Qué hay detrás del afán de Samuel por mantener en el cargo a Aldo Fasci? ¿Acaso no hay gente más capacitada y limpia para hacerse cargo de la Secretaría de Seguridad Pública? ¿Por qué el gobernador electo no aplica los tres requisitos principales que el alcalde electo de Monterrey exige a sus colaboradores? Capacidad técnica, habilidad política y honestidad”, se pregunta la irreverente de mi Gaby. Y como colofón añade: “¿Es mucho pedir, o qué”?

(Visited 296 times, 1 visits today)

About The Author

Plácido Garza Presidente del portal noticioso www.detona.com Nominado a los Premios 2019 “Maria Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Forma parte de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Creador de la primera plataforma de BigData en México. Escribe diariamente su columna IRREVERENTE para prensa y TV de medios nacionales y de otros países. Maestro de distinguidos comunicadores en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

Te puede interesar...

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *